22 agosto 2015

1914: El imperio Asirio en contra de los testigos de Jehová (12/16)

“Listas de epónimos (“limmu”). A pesar de lo citado, los cronólogos modernos por lo general sostienen que las listas de epónimos o limmu de algún modo escaparon de tal corrupción y consideran que están casi libres de errores. Estas listas de epónimos son simples listas de nombres y rangos de ciertos oficiales o listas de tales nombres acompañados de alguna breve mención de una campaña militar u otro suceso notable. Por ejemplo, una parte de una lista de epónimos lee:

• Bel-harran-bel-usur (gobernador) de Guzana contra Damasco.
• Salmanasar se sentó en el trono.
• Marduk-bel-usur (gobernador) de Amedi en la tierra.
• Mahde (gobernador) de Nínive contra [Samaria].
• Asur-ismeani (gobernador) de [Kakzi] contra [Samaria].
• Salmanasar rey de Asiria contra [Samaria].

Puede verse que no se da ninguna fecha, sino que se considera que cada nombre representa un año, lo que al parecer permite una cuenta año por año. Los historiadores modernos intentan sincronizar la historia asiria con la bíblica mediante estas listas de epónimos, en particular el período de 911 a 649 a.E.C., al que asignan los nombres o epónimos de las listas. Para fijar un punto absoluto, se basan en la referencia a un eclipse solar que se relaciona con el nombre de un cierto Bur-Sagale, gobernador de Guzana. El eclipse ocurrió en el mes de Siván (mayo-junio), y los historiadores suelen fijarlo el 15 de junio de 763 a.E.C. Más adelante, en el encabezamiento “Cálculos astronómicos” se analiza la confiabilidad de esta fecha y la sincronización de la historia asiria con la de Judá e Israel basada en ella. La información anterior lleva a la conclusión de que, o los historiadores modernos no entienden bien la historiografía asiria, o esta es de muy bajo calibre. En cualquier caso, no nos sentimos obligados a tratar de coordinar la cronología bíblica con la historia que presentan los registros asirios. De modo que solo exponemos los sincronismos más seguros entre Asiria, e Israel y Judá, según se señalan en el relato bíblico.” — Perspicacia, volumen 1, página 588.

Lógicamente estos comentarios demuestran la gran preocupación por las fechas que tienen estos epónimos, porque no apoyan el año 1914 E.C. El relato bíblico menciona sincronismo entre algunos reyes de Asiria e Israel y Judá, pero estos relatos de ninguna manera sirven para fijar fechas absolutas en la historia, así que esta expresión de la Watchtower/testigos de Jehová demuestra el poco respeto que tiene por las personas poco informadas, inventando fechas y creando una cronología sin ningún tipo de sustento, recordemos que la Biblia no contiene fechas, así que ¿en base a qué ellos sí se las ponen?

La antigua costumbre asiria era la de designar cada año con un nombre de un dignatario, este se le llamaba limmu (en griego epónimo). Los nombres de cada año se guardaban en cada una de las ciudades, estos nombres luego eran utilizados para fechar asuntos comerciales u oficiales. Así que estos nombres eran utilizados en el pasado de la misma manera que nosotros hoy día marcamos con números los años. Esta lista es fiable entre los años 1876 a.E.C., a 1780 a.E.C., existen hoy día cinco tablillas para fijar este periodo y desde 858 a.E.C., a 699 a.E.C., hay 10 tablillas más. La lista va acompañada con algunos comentarios indicando revueltas, guerras, eclipses o el año de reinado de algún rey asirio. La fiabilidad del contenido está apoyada por varios documentos.

La lista de reyes de Asiria han sido descubiertas en cada una de las tres capitales de Asiria: AššurDur-Šarukkin, y Nínive. También hay dos fragmentos. Los textos de estas copias son más o menos coherentes y se remontan a un original, que se basa en la lista anual de funcionarios-limmu que fueron nombrados por el rey y tuvo que presidir la celebración de la fiesta de año nuevo. Esta lista real se sincroniza con la lista de epónimo coincidiendo los reyes y los periodos de reinados. Como ejemplo pondré dos crónicas y su contenido que demuestran la utilización de este método de fechar en la antigua Asiria. Estas listas se continuaron utilizando hasta que Nínive fue destruida por Babilonia en 609 a.E.C. La crónica de Tiglath-Pileser dice:

“En el limmu de [...], el pueblo comió una carne del otro para salvar sus vidas. Como un torrente de agua que asolan el arameo "casas" aumentado, saquearon las cosechas de Asiria, conquistó y tomaron a muchos de ciudades asirias fortificadas. Personas huyeron hacia las montañas de Habruri para salvar sus vidas. Los arameos tomaron su oro, su plata, y sus posesiones. Marduk-Nadin-ahhe, rey de Karduniaš murió, Marduk-šapik-Zeri entró a trono de su padre. 18 años de reinado de Marduk-Nadin-ahhe.”

Esta crónica y la siguiente confirman el sincronismo entre la lista de limmu y los reyes mencionados en la misma y aportan fiabilidad en cuanto a su contenido. La crónica de Enlil-nirari dice:

“Enlil-nirari [...] [...], el [...] de la tierra de Kilizi [...] Durante el limm nu de Silli-Adad, Enlil-nirari, rey de Asiria, conquistado y saqueado [...] Kurigalzu II rey de Karduniaš, Expuso Kilizi a [...] oyó y [...] en Kilizi, con el fin de Kurigalzu, rey de Karduniaš, escuchó y cuando [...].”

En el desarrollo normal de la rotación de epónimos, el rey era el primero de la lista seguido por el tartán, que era el comandante en jefe de las fuerzas militares, representando al ejército. Después le seguía el jefe de palacio, que era el representante del estado; siguiéndole el rab-bitur o la cabeza del sacerdocio, representando a la religión. El tukulu, que era un oficial militar, el que venía a continuación. Estos cuatro funcionarios, junto con el rey, forman los principales epónimos y representantes del gobierno del país. La sucesión continuaba por los gobernadores; jefe de las distintas ciudades, gobernador o jefe de los prefectos, una vez concluido el ciclo completo la lista comenzaba nuevamente con el rey. El orden oficial de la lista de epónimos a veces variaba. Este ciclo era extenso e impedía que hubiese una repetición de nombres, así que esto permite hoy día fechar acontecimientos con mínimos errores. Tras la ascensión de Sargón (en 722 a.E.C.), aparecieron irregularidades gradualmente en este orden, su hijo Senaquerib no llegó a ocupar su lugar como epónimo en el comienzo de su reinado, se retrasó hasta su año décimo octavo de reinado (687 a.E.C.). A partir de este momento el viejo orden de la lista de epónimos dejó de mantenerse. Este derecho sólo quedó en poder de los gobernadores, generales y funcionarios de los tribunales; los reyes dejaron de formar parte de este ciclo. Sir Henry Rawlinson (padre de la Asiriología) distinguió cuatro copias numeradas I, II, III, IV. Los cuatro cánones distinguidos por Rawlinson, mantienen una completa armonía con pequeñas discrepancias:

  1. Canon I: Es la copia principal y estándar. Comienza con el epónimo de Vul-nirari II, 911 a.E.C., y termina alrededor del 650 a.E.C., en el reinado de Assurbanipal.
  2. Canon II: Comienza en la misma fecha, pero termina en el reinado de Senaquerib.
  3. Canon III: Comienza con el epónimo de Vul-nirari III, 810 a.E.C., y termina alrededor de 647 a.E.C.
  4. Canon IV: Comienza con el epónimo de Assur-nirari, 753 a.E.C., y probablemente más tarde de terminado el tercero.
Para asignar fechas a esta lista se utiliza el calendario juliano, para ello tenemos la mención de un eclipse solar, también esta lista se sincroniza con las fechas dadas en el canon real de Ptolomeo que están fijadas por eclipses lunares para el periodo de reyes asirios que gobernaron en Babilonia. Una vez que hemos encontrado el sincronismo entre esta lista y nuestro calendario podemos utilizarla para fechar otros acontecimientos, recordemos que cada nombre significaba un año, como el calendario de aquel entonces era lunisolar, debemos buscar el paralelismo entre este calendario y el juliano que es el que se utiliza para todas la fechas de la era antes de Cristo. El año lunar comenzaba con el equinoccio de primavera (marzo-abril), que era la estación de las cosechas. El equinoccio de primavera se produce el 20/21 de marzo, sin embargo al ser un calendario lunisolar el primer mes Nisannu se movía dentro del margen de estos dos meses. ¿Cómo se puede sincronizar con el calendario juliano de 365 días? Aunque se desconozca el año, puede derivarse del sincronismo de la fecha lunar con la solar, porque la fecha lunar, que se desplaza al menos 10 días en un año, sólo puede concordar con la fecha solar aproximadamente una vez en 25 años, 235 meses lunares equivalen 19 años solares. Pequeños desajustes de fechas se producen al desconocer los años de 13 meses de los calendarios lunisolares más antiguos. Una parte considerable de las pruebas a favor de la exactitud del “canon de Asiria” se compone de las fechas en diversos documentos contemporáneos, que contienen los nombres de epónimos, a pesar de presentar algunas discrepancias, estos documentos hallados se sincronizan con los nombres propios en el canon epónimo. Daré una lista de estos documentos, sin exponer su contenido:

  1. Inscripción de Vul-nirari.
  2. Fecha en el cilindro que contiene la historia de 5 años del reinado de Tilgath Pileser.
  3. Fecha en el obelisco de Kouyunjik.
  4. El obelisco negro de inscripción Shalmaneser.
  5. Tablillas en el Museo Británico: K3io, K326, K427, K378, K384, K639, K4O7, K378i, K1270, K1076, K1235, K280, K352, K2686, K3067, K3129, K5283, K335, K1068, K504, K391, K403, K2679, K351, K1989, K403, K2680, K2691, K5284, K2681, K287, K351, K2678, K2692, K2683, K2690, K358, K383, K427, K5280, K2688, K5277, K2682, K2689, K2685, K3070, K3074, K3066, K3055, K3064, K5281, K3044, K5279, K325, K3163, K304, el cilindro de Bellino, K2856 y K450. La lista es interminable y quien quiera consultarla junto con su contenido puede leer este enlace que forma parte de la bibliografía que yo he utilizado. http://www.archive.org/stream/assyrianeponymca00smitiala/assyrianeponymca00smitiala_djvu.txt
“Un ejemplo es el eclipse solar en el que se basan los historiadores para relacionar la cronología asiria con la babilónica. Según la lista de epónimos asiria, ocurrió en el tercer mes (contando desde la primavera) durante la eponimia de Bur-Sagale. Los cronólogos modernos creen que este es el eclipse ocurrido el 15 de junio de 763 a.E.C. Contando 90 años hacia atrás (o 90 nombres en las listas de epónimos) desde esta fecha, llegan a 853 a.E.C., como la fecha de la batalla de Qarqar, en el año sexto de Salmanasar. Declaran que Salmanasar incluye al rey Acab de Israel en la coalición enemiga que peleó contra Asiria, y que 12 años más tarde (año 18 del reinado de Salmanasar) dice que recibía tributo del rey Jehú de Israel. De este modo deducen que el año 853 a.E.C., fue el último año de Acab y que Jehú empezó a reinar en 841 a.E.C. ¿Qué confianza merecen estos cálculos? En primer lugar, aunque se supone que el eclipse solar fue total, la lista de epónimos no lo dice. Y aunque la mayoría de los historiadores modernos lo identifican con el eclipse del año 763 a.E.C., no todos los eruditos están de acuerdo, pues algunos favorecen el año 809 a.E.C., cuando se produjo un eclipse que fue visible, al menos en parte, en Asiria (como sucedió también en los años 857 y 817 a.E.C., y en otros). (Canon of Eclipses, de Oppolzer, tablas 17, 19, 21.) Si bien los historiadores modernos se resisten a rechazar el eclipse de 763 a.E.C., porque ‘introduciría confusión en la historia asiria’, hemos visto que los mismos asirios ya introdujeron considerable confusión en su propia historia.” — Perspicacia, volumen 1, página 591.

Cuando escriben “hemos visto” quiero entender que son ellos los que han visto esta confusión, sin embargo esta opinión personal queda fijada en la mente del lector como un hecho real, sin serlo. Confusión existe siempre, reconstruir la historia en base a la arqueología no es sencillo y nunca encaja exactamente como las piezas de un rompecabezas, pero la cronología aceptada hoy día, producto de un exhaustivo análisis de restos arqueológicos encontrados, descifrados y fechados por métodos astronómicos es el más armonioso y el que tiene una base lógica. La cronología de la Watchtower carece de estos fundamentos y no tiene base. Los historiadores en su gran mayoría aceptan la fecha de este eclipse, porque la misma luego se sincroniza con otras fechas que determinan otras tablillas con información astronómica, como veremos más adelante. La lista de epónimos pone este texto:

“Bur-Sagale de Guzana, revuelta en la ciudad de Assur. En el mes Šimanu un eclipse de Sol se llevó a cabo.” http://www.livius.org/li-ln/limmu/limmu_1b.html

Este eclipse solar corresponde al ocurrido en Nínive (capital de Asiria) en el año 763 a.E.C. Lo importante es que aquí se menciona el mes Simanu, así que debemos buscar un eclipse solar que haya sido visto desde Nínive (Asiria) entre los meses: mayo-junio. La Watchtower afirma que la lista de epónimo no menciona que fuera total y es verdad, pero veremos más adelante que la fecha del eclipse tiene que ser esta porque la cronología asiria se sincroniza luego con la caldea (babilónica) y este sincronismo está apoyado por el canon de Ptolomeo y su lista real apoyada por eclipses lunares, más la “lista real Sumeria” y otros documentos arqueológicos que están apoyados por distintos eventos astronómicos.
Eclipse solar total del 15 de junio de 763 a.E.C.

El eclipse solar del año 809 a.E.C., que la Watchtower menciona; se produjo el 13 de junio, pero fue parcial y generaría 46 años de desfase en el sincronismo con respecto a la información cronológica caldea.
Eclipse solar parcial del 13 de junio de 809 a.E.C.

Es así que la hipótesis de que “algunos favorecen” solo queda en los deseos de la Watchtower. Mencionan el eclipse solar del año 857 a.E.C., pero este se produjo el 4 de julio, así que no coincide con el mes Simanu.
Eclipse solar parcial del 4 de julio de 857 a.E.C.

El eclipse solar del 817 a.E.C., también mencionado por la Watchtower, tampoco fue total y ocurrió el 13 de mayo, la Luna nueva se hizo visible el 14 de mayo, así que si contamos hacia atrás 89 días vemos que Nisannu (primer mes del calendario marzo/abril) caería demasiado temprano, en el mes de febrero, así que también queda descartado.
Eclipse solar parcial del 13 de mayo de 817 a.E.C.

Hoy día se presentan las siguientes pruebas a favor del eclipse solar del 15 de junio de 763 a.E.C. Fue un eclipse total, mientras que los otros fueron parciales. Fue el mejor visto desde Nínive (Asiria), siendo el eclipse más espectacular del periodo. Además, la lista epónima existente (fechada con este eclipse), se sincroniza con las fechas del canon de Ptolomeo. Estas son las pruebas: El tercer rey que Ptolomeo menciona en su listado es Jinzer y Poros (731 a.E.C.) http://www.livius.org/cg-cm/chronology/canon.html Este monarca coincide con el año del limmu Nergal-uballit (731 a.E.C.) En el canon leemos:

“Durante el epónimo Nergal-uballit, gobernador de Ahizu-hina, campaña otra vez a Šapiya.”

Utilizando el relato de la crónica de BM92502 vemos que cuando Jinzer y Poros (Tiglath Pileser III) rey de Asiria, invadió Babilonia asesinando a Nabu-usabsi, que corresponde a Nabû-nadin-zer mencionado por Ptolomeo, sitia la cuidad de Kin-ziru (la Chinzirus llamada por Ptolomeo), dentro de su capital, Šapiya. Hay dos copias más de este relato que son: BM75976 y BM75977 (Crónicas de Asiria y Babilonia, A.K. Grayson, página 72, líneas 19 a 23).

Tiglath Pileser III obtuvo la corona de Babilonia como lo relata BM92502 y el canon de Ptolomeo lo identifica con el nombre de Jinzer y Poros o Pul que los asiriólogo Rawlinson, Schrader y otros lo identifican como Tiglat Pileser. El eclipse lunar utilizado para determinar esta fecha en el canon de Ptolomeo es el 19 de marzo de 721 a.E.C., fue total y comenzó después de haber pasado una hora de la aparición de la Luna y ocurrió en el primer año de Marduk-apla-iddina II (Mardokempados) y fue observado en Babilonia (Libro IV capítulo 6, Almagesto). Ahora solo tenemos que sumar años hacia atrás (recordemos que estamos trabajando con el calendario juliano de 365 días y que cada limmu mencionado corresponde a un año). Como tenemos un punto común que es el año 731 a.E.C., entre Tiglath Pileser y el limmu Nergal-uballit nos vamos al listado de epónimos y contamos años hacia atrás exactamente 33 años completos (731/730 a.E.C., a 763/762 a.E.C.,) http://www.livius.org/li-ln/limmu/limmu_1b.html y llegamos al año 763/762 a.E.C., año del epónimo Bur-Sagale de Guzana en el cual ocurrió el eclipse solar que luego nos servirá para fechar toda la lista de epónimos. Esto determina que este eclipse es el mejor candidato y que cumple con todas las condiciones, por este motivo la mayoría de historiadores están de acuerdo con él.
Eclipse lunar del 19 de marzo de 721 a.E.C.

La Watchtower intenta desacreditar estas fechas y debilitar su autenticidad argumentando que los historiadores se conforman para no crear confusión en la historia de Asiria. Este es todo su argumento y no aportan ningún tipo de material técnico para refutarlo. Pero como hemos visto, la Watchtower es la que miente. ¡En el próximo artículo analizaremos más sobre este tema!

Reacciones: