31 agosto 2015

1914: Israel en contra de los testigos de Jehová (13/16)

“Ante aquello, Jonás se levantó y fue a Nínive según la palabra de YHWH. Ahora bien, resultaba que Nínive misma era una ciudad grande ante Dios, con distancia de 3 días de camino.” (Jonás 3:3).

La Batalla de Qarqar fue un acontecimiento que se encuentra registrado en la Estela de Kurkh. Es una estela caliza (hallada en Kurkh y hoy en el Museo Británico), de 2.20 metros. En ella encontramos el siguiente relato:

“En el año [del epónimo] Daian-Ashur, en el mes Aiaru, el día 14, partí de Nínive. Crucé el [río] Tigris y me aproximé a las ciudades de Giammu, junto al río Balih. Quedaron despavoridos a causa del terror que emana mi posición de señor supremo, así como a causa del esplendor de mis violentas armas, y maté a su señor Giammu con sus propias armas. Entré en las ciudades de Sahlala y Til-sa-Turahi y llevé mis dioses e imágenes a sus palacios. Abrí [su] tesoro, inspeccioné lo que había ocultado; transporté como botín sus posesiones, trasladando [las] a mi ciudad Ashur. De Sahlala me fui y me acerqué a Kar-Salmanasar. Crucé el [río] Éufrates otra vez durante su crecida en almadías [que flotaban por medio] de pellejos de cabra [hinchados]. En Ina-Ashur-utir-asbat, que las gentes de Hattina llaman Pitru, al otro lado del Éufrates, en el río Sagur, recibí tributo de los reyes del otro lado del Éufrates, esto es, de Sanagara de Karkemish, Kundaspi de Commagene, de Arame, hombre de Gusi, de Lalli de Melitene, de Haiani, hijo de Gabari, de Kalparuda de Hattina [y] de Kalparuda de Gurgum [que consistió en]: plata, oro, estaño, cobre [o bronce], recipientes de cobre. Partí de las riberas del Éufrates y me acerqué a Alepo. Ellos [esto es, los habitantes de Alepo] temieron luchar y cogieron mis pies [en sumisión]. Recibí plata y oro por tributo suyo y ofrecí sacrificios ante el Adad de Alepo. Partí de Alepo y me aproximé a las dos ciudades de Irhuleni de Hamat. Conquisté las ciudades: Adennu, Barga [y] Argana, su residencia real. Transporté de ellas su botín [y] sus posesiones personales. Incendié sus palacios. Partí de Argana y me aproximé a Karkara. Destruí, derribé e incendié Karkara, su residencia real. Trajo para ayudarle 1,200 carros de guerra, 1,200 jinetes, 20,000 infantes de Adad-idri de Damasco, 700 carros, 700 jinetes, 10,000 infantes de [Ahabbu mat Sir'ila], Acab el Israelita, 500 soldados de Que, 1,000 soldados de Musri, 10 carros, 10,000 soldados de Irqanata, 200 soldados de Matinu-balu de Arwad, 200 soldados de Usanata, 30 carros, 1,000 soldados de Basa, hijo de Ruhubi, de Ammón, [en conjunto] éstos fueron 12 reyes. Se levantaron contra mí [en una] batalla decisiva. Luché con ellos con [el apoyo de] las poderosas fuerzas de Ashur, que Ashur, mi señor, me ha dado, y con las fuertes armas que Nergal, mi guía, me ha donado [y] les infligí una derrota entre las ciudades de Karkara y Gilzau. Maté 14,000 soldados suyos con la espada, al caer sobre ellos como Adad cuando envía un aguacero. Esparcí sus cadáveres [por doquier], llenando la llanura con sus diseminados soldados [fugitivos]. Durante la batalla hice correr su sangre por el Hur-pa-lu del distrito. El llano resultó demasiado pequeño para que [todas] sus almas descendieran [al mundo inferior], el vasto campo se agotó [cuando hubo que] enterrarlos. Con sus cadáveres llegué a uno y otro lado del Orontes antes de que hubiera un puente. Incluso durante la batalla les arrebaté sus carros, sus caballos habituados al yugo.”

Traducción de F. Marco, N. Santos, Textos para la Historia del Próximo Oriente Antiguo, Oviedo, 1980, volumen 2, páginas 56 y 57, a partir de la versión inglesa publicada por J. B. Pritchard, Ancient Near East Text Relating to the Old Testament, Princeton de 1955, páginas 277-281.

La única información que aporta la Watchtower/testigos de Jehová contra esta estela es ridícula, el único argumento que presentan es que esta no coincide con sus fechas cronológicas, pero tiene el apoyo de un eclipse solar bien definido más el listado epónimo y el sincronismo de reyes asirios suministrados por el canon de Claudio Ptolomeo, pero sus fechas ¿en qué se basan? La Watchtower no dice de dónde salen ni qué apoyo tienen. Si la Watchtower aportara pruebas técnicas para apoyar su cronología podríamos sopesar unas y otras y ver cuál es la de más peso, pero sus pretensiones solo se quedan en simples conjeturas y ningún aporte técnico. ¿Qué fiabilidad tienen entonces sus argumentos? ¿Es acaso el espíritu santo el que les ha revelado estas fechas?

Doce años después de la batalla de Qarqar (853 a.E.C.), en otra expedición hacia el oeste, en el año 18 del reinado de Salmanasar III (841 a.E.C.), luchó contra Hazael de Damasco y recibió tributo de Iaua mâr Humri (o Jehú, hijo de Omri, es decir de la tierra de Omri, o sea Israel).

El obelisco negro de Salmanasar presenta un relieve de Jehú que se inclina ante él para darle tributo. (841 a.E.C.)

Salmanasar III reinó entre 858 a.E.C., a 824 a.E.C., en base a la lista Limmu. El quinto y sexto año de Salmanasar (853/852 a.E.C.) fueron los dos últimos años del reinado de Acab de Israel y 12 años más tarde; el primero de Jehú (841 a.E.C.), ya que hay dos reinados en el ínterin (Ocozías = 2 años [1ª Reyes 22:40, 51] y Joram = 12 años [2ª Reyes 3:1]), con un total de 12 años totales de reinado que se computan sin año de ascensión, y admitiendo una superposición de un año para cada reinado. Así como los asirios no contaban el año de ascensión como el primero, los judíos si lo hacían, por este motivo el primer año de un rey judío podía llegar a ser de algunos meses, entonces la superposición entre Acab, Ocozías, Joram y Jehú equivaldrían a dos años del reinado de Salmanasar, sumando un total de 12 años y no 14 años. De esta manera queda fijada la fecha 853 a.E.C., para la batalla de Qarqar y 841 a.E.C., cuando Jehú dio tributos al rey asirio.

“Es más, la presencia del rey Acab en la batalla de Qarqar es muy improbable. Aunque se redujeran a 12 años los reinados de Ocozías y Jehoram (1ª Reyes 22:40, 51; 2ª Reyes 1:2, 17; 3:1), los indicios están en contra de cualquier sincronización exacta de la batalla de Qarqar con Acab. Por lo tanto, es muy posible que la mención que hace Salmanasar de Jehú no se refiera al primer año del reinado de este.” — Perspicacia, volumen 1, página 592.



Ya hemos visto que el cálculo suma 12 años de reinado del rey asirio al superponerse los años de los reyes israelitas. Sus argumentos solo se quedan en suposiciones, dicen que los indicios están en contra, pero no aclaran cuales son estos indicios. Si la Estela de Kurkh menciona a Acab y luego en el obelisco negro de Salmanasar se menciona a Jehú (841 a.E.C.), 12 años más tarde (en el año 18 del reinado de Salmanasar III) está más que claro que Acab debe haber muerto en el sexto año del reinado de Salmanasar (852 a.E.C.) y el año 840 a.E.C., tiene que haber sido el primer año del reinado de Jehú, ya que se deben sumar los 12 años de Ocozías y Joram, no hay más cálculos que hacer.

“La acusación de que los asirios jugaron con los años de sus campañas y dijeron que algunos reyes recibieron tributo de personas que ya no vivían puede reducir aún más el supuesto valor de esa sincronización. La tabla “Fechas sobresalientes durante el período de los reyes de Judá e Israel”, que acompaña a este artículo, muestra que Acab murió sobre el año 920 a.E.C., y que el reinado de Jehú empezó a contar aproximadamente en 904 a.E.C.” — Perspicacia, volumen 1, página 592.

La tabla “Fechas sobresalientes durante el período de los reyes de Judá e Israel”, carece de fiabilidad ya que no se apoya en nada y la Biblia no tiene fechas julianas. Esta tabla cronológica está confeccionada teniendo un solo punto de sincronismo con la historia seglar, el año 539 a.E.C. (la caída del imperio babilónico). El primer error que encontramos es la mala interpretación del libro de Jeremías que conlleva a una fecha incorrecta para la caída de Jerusalén, produciendo un error de 20 años. No se puede realizar una tabla cronológica, que llegue hasta el año 4026 a.E.C., (como dicen, que fue la supuesta creación de Adán) utilizando una sola fecha de la historia seglar.
La cronología bíblica está incompleta, así que no es tan sencillo como ellos lo pintan, el ir sumando años desde un punto de partida. Las fechas de la cronología de Asiria son el producto del análisis de la lista de epónimos, una fecha fijada por un eclipse solar y luego el sincronismo con el canon real de Ptolomeo basado en dataciones por eclipses. La historia seglar armoniza y concuerda. Utilizando esta información y teniendo en cuenta sus sincronismos con los reyes israelitas podemos fechar una parte del periodo del reinado de Judá e Israel con bastante precisión.

Para los historiadores; en la cronología, las fechas son orientativas y admiten errores de 2 o 3 años. Hay muchos detalles que no se pueden saber sobre los tipos de calendarios utilizados y sus aplicaciones en el pasado. Sin embargo, la Watchtower no puede permitirse este lujo. Según sus enseñanzas, las profecías tienen cumplimientos milimétricos, por esta razón en su sistema de fechar no solo indican años concretos, que llaman fechas absolutas, también se atreven en dar meses de años para comenzar sus cálculos proféticos. Es así que para fechar el principio de la cuenta de los 2,520 años, afirman que estos se comienzan a contar desde octubre de 607 a.E.C., y concluyen en octubre de 1914 E.C. Está claro que un cálculo de este tipo es totalmente inaceptable; aún más, es prácticamente imposible reconstruir una cronología con tanta precisión. Pero la Watchtower no se puede permitir el lujo de que su 1914 pueda ser 1912, 1915 o 1916. Este año tiene que coincidir con la primera guerra mundial, acontecimiento que según ellos, fue predicho por Cristo en los evangelios. La cronología que yo voy a presentar puede contener errores porque hay detalles que se desconocen:
  • Cronología I: Reyes de Asiría según la lista de epónimo y sincronismos con el canon de Ptolomeo.
  • Cronología II: Reino de Israel fechado con sincronismos de la lista de epónimo.
  • Cronología III: Fechas del reino de Judá, calculadas en base al reino de Israel hasta la caída de Jerusalén.
(Izquierda) Reyes de Asiria según la lista epónimo | (Derecha) Sus reinado en el canon de Ptolomeo [solo Babilonia]
Debemos saber que el canon de Ptolomeo solo menciona los reyes que reinaron en Babilonia, mientras que la lista de epónimos indica los de Asiria, en algunos casos un mismo rey ha gobernado las dos capitales, es así que Tiglat-piléser III toma el poder de Babilonia en el año 731 a.E.C. La próxima fecha de Ptolomeo es 726 a.E.C., corresponde al primer año de Salmanasar V, rey de Asiria, que asciende al trono en el año 727 a.E.C. En la lista de epónimo leemos:

“Durante el epónimo Bêl-Harran-bêla-usur, gobernador de Guzana, campaña otra vez [...]. Šalmanasar [V] asciende al trono.”

Mardokempad de la lista de Ptolomeo se conoce como Merodac-Bal'adan mencionado en 2ª Reyes 20:12, que es el Maruduk-apal-iddin de las inscripciones, subió al trono de Babilonia en el año 722 a.E.C., contemporáneo con la ascensión de Sargón II de Asiria. Arken, que según Ptolomeo le sucedió, le sitúa como su primer año en el año 709 a.E.C., este es llamado Sargón II conquista y destrona Maruduk apal-iddin en el año 710 a.E.C., y pasa a ser su primer año como rey de Babilonia, pero décimo tercero en Asiria. En la lista de epónimo dice:

“Durante el epónimo de Mannu-ki-Aššur-le'i, gobernador de Tille, Sargón toma la mano de Bêl [y comienza su reinado en Babilonia].

El reinado de Sargón terminó en el año 704 a.E.C. Ptolomeo considera los años 704 a.E.C., y 703 a.E.C., años interregnos (sin rey) en Babilonia. Según las inscripciones de Asiria, en el año 704 a.E.C., Senaquerib expulsó a Maruduk-apal-iddin. En el año 703 a.E.C., se instaló en Babilonia, Bel-ipni, a quien Ptolomeo llama Bilibos, marcando su primer año en 702 a.E.C. En el año 700 a.E.C., Senaquerib invadió de nuevo el país, y puso a su hijo Assur-nadin-Sumni como rey de Babilonia, su nombre en la lista de Ptolomeo es Aparanadios y ascendió en 699 a.E.C. Las siguientes fechas de Ptolomeo, 693 a.E.C., 692 a.E.C., y 688 a.E.C., no coinciden con ninguna otra inscripción conocida. La siguiente fecha es 680 a.E.C., corresponde al primer año de Esarhaddón, de acuerdo con las inscripciones asirias, su ascensión fue en 681 a.E.C. El primer año de Saosdouchinos (Šamaš-šuma-ukin) que según Ptolomeo es el 667 a.E.C., también está de acuerdo con la historia asiria, ya que la muerte de Esarhaddón se produjo en 668 a.E.C. La lista limmu ya no aporta más datos, hemos dicho que estos se interrumpen en el 650 a.E.C.
Reino de Israel fechado con los sincronismo de la lista de epónimo
No se sabe con certeza si Salmanasar V tomó Samaria, se cree que murió antes, según registros asirios, fue Sargón II quien después del sitiar a la ciudad por 3 años llevado a cabo por su antecesor en el año 725 a.E.C., entró en ella llevando cautivo al rey Oseas. De esta manera finaliza el reinado del norte de Israel. A partir del rey Jeroboan II el listado de reyes que da la Biblia presenta varios problemas cronológicos que nadie ha podido explicar con certeza. La Watchtower utiliza la frase “parece ser” para solventarlos. Si utilizamos el sincronismo entre Israel y Judá que da la Biblia entre el último año de Jeroboan II (753 a.E.C.) y el reinado de Zacarías (753 a.E.C.) nos sobran 34 años. Zacarías, según la Biblia gobernó por 6 meses (2ª Reyes 15:8), pero por otro lado se menciona que su reinado comenzó en el año 39 del reinado de Azarías o Ozías [787 a.E.C.] (2ª Reyes 15:13), esto provocaría más de 34 años interregnos en Israel, cosa poco probable, perdiéndose los sincronismos con Asiria y Babilonia.

“803 a.E.C., ZACARÍAS ‘empieza a reinar’ en algún sentido, pero parece que su reinado no se confirma plenamente hasta 792 a.E.C. (6 meses).” — Perspicacia, volumen 1, página 602.

Esto es una suposición, así que también podemos suponer que lo que está mal indicado es el sincronismo con Azarías, esta es la idea que he aplicado para confeccionar el listado de reyes de Israel.

“758 a.E.C., HOSEA asesina a Péqah y luego ‘empieza a reinar’ en lugar de él, pero parece ser que su control no es absoluto o no recibe el apoyo del monarca asirio Tiglat-piléser III hasta 748 a.E.C. (9 años).” — Perspicacia, volumen 1, página 603.

No existe ninguna evidencia de que esto sea cierto, más bien parece ser un parche puesto por la Watchtower para que le coincidan los años y sincronismos con el reino de Judá. La Watchtower suma un total de 18 años para su reinado cuando la Biblia solo le asigna 9 años (2ª Reyes 17:1), no aportan ningún tipo de argumento, solo dicen parece ser. Además Tiglat-piléser III ascendió al trono en el año 744 a.E.C., según registros asirios (listado de epónimo) por lo cual en el periodo mencionado por la Watchtower (de 758 a.E.C. – 748 a.E.C.) reinaba Ashur-nirani V, su antecesor. Así que lo relatado en 2ª Reyes 15:19 no se ajusta a las verdaderas fechas cronológicas que da la Watchtower. Esto es una prueba más de que todas sus fechas son erróneas y su cronología no se ajusta a los sincronismos de otros pueblos fechados gracias a eventos astronómicos mencionados en sus anales. Está claro que el registro bíblico no está completo y le faltan detalles para poder determinar con exactitud el periodo de reinados, esto da a lugar a que tengamos que recurrir a suposiciones, la Watchtower no se libra de esto pero se conforma con escribir parece ser y no hace caso de la historia de otros pueblos porque perjudican sus fechas y su 1914 E.C., piedra fundamental de todas sus doctrinas. Siendo esto un problema, lo más lógico es que busquemos soluciones intentando tener más datos obtenidos de registros seculares. Analizando la cronología de Asiria, Babilonia y Egipto y buscando sincronismos de los reyes de estos pueblos mencionados en la Biblia podemos llegar a conclusiones más reales, es esta la idea que han utilizado los historiadores. Si observas el listado y fechas que yo he puesto se acomodan bien a dos eventos conocidos. Tiglat-piléser III reinaba en el año en que Oseas asesina a Peka (2ª Reyes 15:29) (732 a.E.C.) y que 7 años más tarde (725 a.E.C.) Salmasanar V sitió la ciudad de Samaria, como lo relata 2ª Reyes 18:9 y 3 años más tarde (722 a.E.C.) cae a manos de Sargón II.

“Después de aquello el rey de Asiria se llevó a Israel al destierro en Asiria y los estableció en Halah y en Habor, junto al río Gozán, y en las ciudades de los medos,(2ª Reyes 18:11).

La Biblia no menciona qué rey tomó la ciudad. La Watchtower fija la fecha en 740 a.E.C., para la caída de Samaria, pero esto contradice las fechas dadas por la lista de epónimos. Podemos fechar el reinado de Oseas, último rey de Israel y la caída de Samaria a manos del imperio asirio gracias a la mención de Salmanasar en:

“En el cuarto año del rey Ezequías, que era el año séptimo de Oseas hijo de Ela, rey de Israel, subió Salmanasar, rey de los asirios, contra Samaria y la sitió.” (2ª Reyes 18:9).

El año 725 a.E.C., es el séptimo año de Oseas y cuarto año de Ezequías (de su corregencia). La ciudad estuvo sitiada por Salmanasar unos 3 años y Oseas fue llevado cautivo en el año 722 a.E.C. Estas fechas coinciden perfectamente con el listado, porque según el listado de epónimos, Salmanasar solo reinó por 6 años y su último año también fue el 722 a.E.C., aunque como ya he dicho, los registros asirios indican que fue su sucesor Sargón II, el que tomó Samaria. Es interesante ver también que podemos fijar el primer año de la corregencia de Ezequías en el 727 a.E.C., las razones del porqué se deduce esta corregencia la explicaré luego cuando tratemos el reinado de Judá. La lista de epónimos dice:

[705/704 a.E.C.] Durante el epónimo de Nashru-Bel, el gobernador de Amedi, el rey marchó sobre Tabal, contra Gurdi, el Kulummaean, [...] el rey fue asesinado; el campamento del rey de Asiria [...] En Abu, el duodécimo, Senaquerib, el rey [¿comenzó su reinado?].”

“Y en el año 14 del rey Ezequías, Senaquerib el rey de Asiria subió contra todas las ciudades fortificadas de Judá y procedió a apoderarse de ellas.(2ª Reyes 18:13).

(Del reinado en solitario de Ezequías en 701 a.E.C., es el tercer año Senaquerib). La Watchtower fija a Senaquerib invadiendo a Judá en 732 a.E.C. Aquí aparecen 31 años de más con respecto a la lista de epónimos. La crónica sobre el reinado de Nabu-Nasir sobre Samas-Suma-ukin (ABC 1) dice:

“En el día 20 del mes Tebêtu, Senaquerib, rey de Asiria, fue asesinado por su hijo en una rebelión. Por 24 años Senaquerib. El primer año de Esar-hadón (680/679 a.E.C.): cuando Nabu-zer-Kitti-lišir, gobernador de la Sealand,”

“Y aconteció que en aquella noche el ángel de YHWH procedió a salir y a derribar a 185,000 [hombres] en el campamento de los asirios. Cuando unas personas se levantaron muy de mañana, pues, allí todos eran cadáveres muertos. Por lo tanto Senaquerib el rey de Asiria partió y se fue y regresó, y se puso a morar en Nínive. Y aconteció que, mientras se inclinaba en la casa de Nisroc su dios, Adramélec y Sarézer, sus hijos, lo derribaron ellos mismos a espada, y ellos mismos escaparon a la tierra de Ararat. Y Esar-hadón su hijo empezó a reinar en lugar de él.” (2ª Reyes 19:35-37). (680 a.E.C.)

Esar-Haddon es el número 13 de la lista del canon de Claudio Ptolomeo y según listado fijamos el año de su ascensión en el año 680 a.E.C. La lista de epónimos fija el último año de Senaquerib en el 681 a.E.C. Tenemos entonces una serie de fechas de reyes israelitas que las obtenemos gracias a los sincronismos con los reyes de Asiria. ¿A dónde quiero llegar? Vamos a llegar hasta la fecha de la caída de Jerusalén (27 de julio de 586 a.E.C.) utilizando los sincronismos entre los reyes de Asiria, Israel y Judá más algunas fechas y reyes del canon de Claudio Ptolomeo fechados con el eclipse solar del 15 de junio de 763 a.E.C. Más los eclipses lunares mencionados por Ptolomeo. ¡Todo esto y más en el próximo artículo!

Reacciones: