11 octubre 2015

1914: el año erróneo de los testigos de Jehová (16/16)

La relación de los 70 años a “la devastación de Jerusalén”
Daniel entonces, en su examen de la carta de Jeremías, evidentemente mostró gran interés por el hecho de que el fin de los 70 años “para Babilonia” se unían directamente al fin de la desolación de Jerusalén. La conclusión del último periodo postulado, dependía entonces de la conclusión del anterior:

“Cuando se le cumplan a Babilonia los 70 años, actuaré en favor de ustedes y les cumpliré mi promesa favorable de hacerlos regresar a este lugar.” (Jeremías 29:10).

Esto es evidentemente la razón de por qué Daniel, en su referencia a la profecía de Jeremías, conectó los 70 años “para Babilonia” con Jerusalén, hablando de ellos como, el número de años para cumplir las devastaciones de Jerusalén (Daniel 9:2), estaba claro por la carta de Jeremías que el completar de los 70 años a Babilonia traerían consigo el “cumplimiento de la desolación de Jerusalén” (por el retorno de los desterrados), y es esta la consecuencia que Daniel pone el énfasis en su declaración. Leído en el aislamiento del contexto más amplio, estas palabras fácilmente pueden ser mal interpretadas para significar que Daniel hizo del periodo de los 70 años es un equivalente con la desolación de Jerusalén. Algunos traductores de la Biblia han entendido el texto de esta manera.

De esta manera la Tanakh, una traducción publicada por la Sociedad de Publicación Judía en el 1985, habla de el número de años que... había de ser el término de desolación de Jerusalén —70 años.

De forma similar, la Nueva Versión Internacional en español, presenta a Daniel diciendo que: yo, Daniel, logré entender ese pasaje de la Escrituras... que la desolación de Jerusalén duraría 70 años.

Sin embargo, ambas de estas traducciones, están libremente parafraseando el pasaje, que en ningún momento habla del “término” de la desolación de Jerusalén, ni tampoco que “duraría” 70 años. Ninguna de estas palabras se encuentra en el texto original. Ellos lo han agregado en un esfuerzo para interpretar el texto. No hay ninguna razón que nos constriña para que aceptemos esta interpretación, no sólo porque es un parafraseado del texto, pero también porque está en conflicto directo con la propia profecía de Jeremías. Debe notarse que el propio Daniel no iguala los 70 años al periodo de desolación de Jerusalén. Es sólo la expiración del periodo de los 70 años —y no el periodo en conjunto— que él relaciona con el “cumplir de las devastaciones de Jerusalén”. Éste enfoque en el fin del periodo está totalmente ausente en las dos citas de las traducciones mencionadas en el artículo anterior, ya que en ninguna traducen la palabra hebrea le mal'ot, que significa “cumplimiento, para cumplir”.

Muchos traductores (incluso la versión bíblica de los testigos de Jehová) están más en conformidad con el texto original en este respecto. Entonces, lo que Daniel descubrió leyendo las cartas de Jeremías, no era que la desolación de Jerusalén duraría 70 años (ya que esto no se declara en ninguna parte de Jeremías), pero sí que las desolaciones de Jerusalén no cesarían hasta que los 70 años “para Babilonia” hubiesen concluido (609 a.E.C. - 539 a.E.C.). El enfoque de los “70 años” estaba sobre Babilonia, y su periodo de señorío, en lugar de sobre Jerusalén. El fin del dominio babilónico (539 a.E.C.), claro, esto como consecuencia natural o del subproducto, habría concedido lugar a la perspectiva para el retorno de los judíos a Jerusalén. Éste es el significado más simple de las palabras de Daniel a la luz de lo que realmente está escrito en la carta de Jeremías. Pero como la supremacía babilónica de repente había sido reemplazada por el regir de los Medos y los Persas, y los 70 años “para Babilonia” y su dominio internacional se habían completado, Daniel lo entendió así —por la ayuda de las cartas de Jeremías— que estaban ahora cumplidas las devastaciones de Jerusalén. Ésta era la razón para la excitación de Daniel y sus fuertes emociones, como se expresan en su oración. La conexión entre el fin de la supremacía babilónica y el fin de la desolación de Judá es claramente manifestado por el Dr. H. G. M. Williamson:

“Todo el propósito de Dios levantando a Ciro para destruir a Babilonia (539 a.E.C.) era asegurar que el templo en Jerusalén pudiera reconstruirse (515 a.E.C.) y los exiliados retornaran a su patria (537 a.E.C.) — (Volumen 61 en comentarios de la Palabra Bíblica) Waco, Texas: Word Books, Editorial de 1985), página 10.

Varios eruditos críticos, que consideran al libro de Daniel como una composición tardía del año 164 a.E.C., hasta el final del reinado de Antíoco IV Epífanes y se ha sostenido que la profecía original de Jeremías sobre los 70 años fue repetidamente reinterpretada y reaplicada por los escritores de la Biblia posteriores como Esdras, Zacarías, y Daniel. No hay razón alguna para discutir estas teorías aquí, especialmente ya que hay amplia discordancia sobre esto entre estos eruditos. Un análisis gramatical detallado del texto hebreo de Daniel 9:2 paso a paso clarifican el significado exacto del verso. En conclusión, la siguiente traducción se ofreció, en cercana armonía con el texto original: “En el primer reinado de Darío (538 a.E.C.), Daniel escribe que el número de años, que de acuerdo a la palabra de YHWH al profeta Jeremías se cumpliría por completo, con respecto al estado de desolación de Jerusalén, fueron 70 años”.

“Conforme se cumplan 70 años en Babilonia yo dirigiré mi atención a ustedes…” (Traducción del Nuevo Mundo)
“Cuando a Babilonia se le hayan cumplido los 70 años, yo los visitaré…” (Nueva Versión Internacional)
“Cuando se le hayan cumplido a Babilonia 70 años, yo os visitaré…” (La Biblia de Las Américas)
“Cuando se cumplan los 70 años de Babilonia, yo iré a visitarlos…” (Reina Valera Contemporánea)
“Cuando se le hayan cumplido a Babilonia 70 años, Yo los visitaré...” (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy)

Por lo tanto, la afirmación de la Watchtower/testigos de Jehová, basada en Jeremías 29:10, de que la servidumbre no comenzó hasta después que los judíos fueron exiliados a Babilonia en la caída de Jerusalén (586 a.E.C.), es injustificable. Es más, noten quién verdaderamente habría de servir a Babilonia por 70 años. ¿Fueron los judíos exiliados o las naciones alrededor de Israel?

Y toda esta tierra tiene que llegar a ser un lugar devastado, un objeto de pasmo, y estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia 70 años.” (Jeremías 25:11).

Noten, son las “naciones” alrededor de Israel las que habrían de servir por 70 años, ¡NO Israel! Nuevamente, esto señala la caída de Asiria ante Babilonia (609 a.E.C.) como el inicio de los 70 años de servidumbre por las naciones.
Y procedió a quemar la casa del Dios [verdadero] y a demoler el muro de Jerusalén; y quemaron con fuego todas sus torres de habitación y también todos sus objetos deseables, a fin de causar ruina. Además, a los que quedaron de la espada se los llevó cautivos a Babilonia, y llegaron a ser siervos para él y sus hijos hasta que la realeza de Persia empezó a reinar; para cumplir la palabra de YHWH por boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo pagado sus sábados. Todos los días de yacer desolada guardó sábado, para cumplir 70 añosY en el primer año de Ciro el rey de Persia, para que se realizara la palabra de YHWH por boca de Jeremías, YHWH despertó el espíritu de Ciro el rey de Persia, de modo que él hizo pasar por todo su reino un pregón, y también por escrito, que decía: “Esto es lo que ha dicho Ciro el rey de Persia: ‘Todos los reinos de la tierra me los ha dado YHWH el Dios de los cielos, y él mismo me ha comisionado para que le edifique una casa en Jerusalén, que está en Judá. Cualquiera que haya entre ustedes de todo su pueblo, esté YHWH su Dios con él. Así, pues, que suba.(2ª Crónicas 36:19-23).

Aquí tenemos otro texto bíblico utilizado por la Watchtower en apoyo a su interpretación de los 70 años. Pero vemos que aquí nuevamente se menciona a Jeremías como autoridad. Como en el caso de Daniel, este texto bíblico es escueto y puede prestarse a una mala interpretación. El versículo 21, del libro de Crónicas, no está diciendo que la desolación duraría 70 años, porque Jeremías no lo dice.

“Pues así dice YHWH: cuando se cumplan los 70 años de Babilonia, yo los visitaré y cumpliré la promesa de traerlos a este lugar.” (Jeremías 29:10). [Nácar Colunga]

Ciertamente debe enfatizarse que los 70 años principalmente se refieren al tiempo de dominio mundial babilónico y no al tiempo del exilio, como a menudo de forma desatinada se supone. 
— Norman Gottwald, Todos los reinos de la Tierra, New York, Evanston, London: Harper & Row, Publishers, de 1964, página 265, 266.


Por consiguiente, los 70 años para Babilonia, del cual Jeremías habla, son 70 años de dominio babilónico, y el retorno de Judá del exilio es una contingencia del final de ese periodo. Siendo que el último otoño del imperio asirio fue en el 609 a.E.C., y el nuevo imperio babilónico duró desde ese entonces hasta Ciro, los persas tomaron a Babilonia en el 539 a.E.C., por lo cual de hecho el periodo de dominio babilónico fue de 70 años.” — Libro de Cronología Bíblica, Peabody, Mass.: Hendrickson Publishers de 1998, página 225.

Desde la caída de Nínive (612 a.E.C.) a la captura de Babilonia por Ciro (539 a.E.C.) fueron 73 años; desde la batalla de Carquemis (605 a.E.C. – en el primer año de Nabucodonosor) a la captura de Babilonia por Ciro (539 a.E.C.) fueron 66 años; y desde el verdadero final del imperio asirio (609 a.E.C.) a la captura de Babilonia por Ciro y el retorno de los exiliados (539 a.E.C.) casi con precisión fueron 70 años.”  Anchor Bible, volimen II, Doubleday, de 2004, páginas 249 y 250.
Algunas traducciones de la Traducción del Nuevo Mundo en otros idiomas han cambiado el erróneo en Babilonia por para Babilonia. Igualmente esto ha sucedido con la más reciente edición sueca de los testigos de Jehová, revisada en el 2003 que ha cambiado el en Babilonia [i Babilonia] por para Babilonia [för Babilonia]. Lo mismo ha sucedido con la versión dinamarqués que vierte para Babilonia. La declaración en la página del título en la traducción sueca dice que: se comparó cuidadosamente con el hebreo, arameo, y el texto original griego, esto indica que el traductor conocía el hebreo y por consiguiente escogió verter la preposición correcta.

Por medio de Jeremías, Jehová incluye a Tiro entre las naciones designadas para que beban el vino de Su furia, y dice: “Estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia 70 años” (Jeremías 25:8-17, 22, 27). Es verdad que la Tiro insular no está sometida a Babilonia durante 70 años completos, pues el Imperio babilónico cae en 539 a.E.C. Aparentemente, los 70 años representan el periodo en que el dominio de esa potencia se encuentra en su apogeo y su dinastía de reyes se jacta de haber alzado su trono por encima de “las estrellas de Dios” (Isaías 14:13). Diversas naciones llegan a estar bajo su autoridad en distintos momentos.” — Las profecías de Isaías, volumen 1, página 253.

Claro está expresado aquí en Jeremías que estos 70 años serían de supremacía de Babilonia (609 a.E.C. - 539 a.E.C.), aunque la Biblia de los testigos de Jehová no traduzca este texto de esta manera. El cronista luego hace mención (versículos 22-23) del segundo evento, el retorno y por consiguiente el fin de la desolación. Como en el caso de Daniel, el cronista está diciendo que dentro de este periodo de tiempo (70 años) la tierra quedaría desolada y guardaría reposo. Por este motivo los versículos siguientes mencionan el decreto emitido por el conquistador Ciro el Persa que permitió al pueblo judío retornar a su tierra y reconstruir la ciudad y el templo.
El Cilindro de Ciro es una pieza cilíndrica de arcilla que contiene una declaración del rey persa Ciro el Grande. En ella legitima su conquista y toma medidas políticas para ganarse el favor de sus nuevos súbditos, entre ellos los judíos.
Reina Valera y Nácar Colunga transmiten la misma idea, que la devastación terminaría casi justo con la dominación, sin embargo estos dos eventos no comenzarían en el mismo tiempo como dice Jeremías (dominación = 539 a.E.C. || 538 a.E.C. = devastación), pero la versión bíblica de los testigos de Jehová de manera sutil maquilla lo escrito con para cumplir en apoyo a su interpretación errónea. Las palabras del cronista, correctamente entendidas, no pueden tomarse para que signifiquen que la desolación de Judá después de la destrucción de Jerusalén y su templo durarían 70 años.

Todos los días de su desolación la tierra reposó hasta que se cumplieron los 70 años.” (2ª Crónicas 36:21).

entonces tendré que andar en acalorada oposición a ustedes, y yo, sí, yo, tendré que castigarlos 7 veces por sus pecados. De modo que tendrán que comer la carne de sus hijos, y comerán la carne de sus hijas. Y ciertamente aniquilaré sus lugares altos sagrados y cortaré sus estantes del incienso y pondré los propios cadáveres de ustedes sobre los cadáveres de sus ídolos estercolizos; y mi alma simplemente los aborrecerá a ustedes. Y verdaderamente daré sus ciudades a la espada y haré desolados sus santuarios, y no oleré sus olores conducentes a descanso. Y yo, por mi parte, ciertamente haré desolado el país, y los enemigos de ustedes que están morando en él simplemente se quedarán mirando asombrados a causa de ello. Y a ustedes los esparciré entre las naciones, y ciertamente desenvainaré una espada tras de ustedes; y su tierra tiene que quedar hecha una desolación, y sus ciudades llegarán a ser una ruina desolada. En aquel tiempo la tierra pagará sus sábados durante todos los días que yazca desolada, mientras estén ustedes en la tierra de sus enemigos. En aquel tiempo la tierra guardará el sábado, puesto que tiene que pagar sus sábados. Todos los días que yazca desolada guardará el sábado, por motivo de que no guardó el sábado durante los sábados de ustedes cuando ustedes estaban morando en ella.” (Levíticos 26:28-35).

La tierra gozó de reposo, descansó, mientras Jerusalén estuvo asolada. Ahora vamos a ver cuánto tiempo estuvo asolada:

Pero en el año séptimo debe ocurrir un sábado de descanso completo para la tierra, un sábado a YHWH. Tu campo no debes sembrar, y tu viña no debes podar.” (Levíticos 25:4).

De aquí desprendemos que la tierra ha de descansar un año cada 7 años.

entonces tendré que andar en acalorada oposición a ustedes, y yo, sí, yo, tendré que castigarlos 7 veces por sus pecados.” (Levíticos 26:28).

En este texto se dice que si los judíos no escuchaban a Dios serían castigados 7 veces por sus pecados. Así que 7 veces (Levíticos 26:28) 7 años (Levíticos 25:4) nos da 49 años. [7 x 7 = 49].

Y tienes que contarte 7 sábados de años, 7 veces 7 años, y los días de los 7 sábados de años tienen que ascender a 49 años para ti. Y tienes que hacer sonar el cuerno de sonido fuerte en el mes séptimo, en el día 10 del mes; en el día de expiación ustedes deben hacer sonar el cuerno en toda su tierra. Y tienen que santificar el año 50 y proclamar libertad en la tierra a todos sus habitantes. Llegará a ser un Jubileo para ustedes, y ustedes tienen que volver cada uno a su posesión y deben volver cada uno a su familia.” (Levíticos 25:8-10).

Esto nos da los 49 años de reposo de la tierra más el año cincuenta. 50 años de reposo de la tierra en total. Si los judíos llegaron a Jerusalén en el año 537 a.E.C., año en que termina el reposo de la tierra, solo tenemos que sumar los 50 años de reposo de la tierra para saber cuándo empezaron y cuándo fue desolada Jerusalén y la respuesta es el año 587 a.E.C. Ahí tenemos el año de la desolación de Jerusalén, y este año sí está confirmado por los historiadores.
  • 609 a.E.C. - Asiria es destruida, Babilonia comienza a reinar por 70 años. Comienza a reinar el rey judío Joacim como vasallo del faraón Necao.
  • 605 a.E.C. - Nabucodonosor toma el reinado y derrota al faraón Necao, y Israel empieza a servir a Babilonia (Jeremías 25:1; 46:2).
  • 598 a.E.C. - Joacim pasa el trono a su hijo Joaquín (reina por 3 meses) (2ª Reyes 24:8). Luego su tío Sedequías obtiene el reino (2ª Crónicas 36:11) y 11 años después...
  • 587 a.E.C. - Nabucodonosor destruye Jerusalén (Jeremías 52) y los judíos son llevados cautivos a Babilonia.
  • 539 a.E.C. - Los Medos y los Persas destruyen Babilonia, y se acaban los 70 años.
  • 537 a.E.C. - Los judíos vuelven a Jerusalén.
  • 517 a.E.C. - Han pasado 70 años de la destrucción de Jerusalén, según Zacarías 7:1-5.
  • 515 a.E.C. - Se termina la recontrucción del templo de Jerusalén.

Sin lugar a dudas, el cuerpo gobernante de los testigos de Jehová está al tanto de que más de 8 millones de sus seguidores viven en ignorancia sobre esto. Aprovechando su condición de superioridad y dominio e implantando la ley del terror con amenazas de expulsión, ellos siguen adelante sin obstáculos. Si usted es testigo de Jehová debería hacer un estudio detallado de este tema y luego tomar la determinación de abandonar o continuar con ellos. Usted no puede conformarse con el simple argumento de que las fechas no influyen y que esto a usted le da lo mismo; porque estas fechas son la piedra angular de todas sus doctrinas.

La condición de asociado aprobado entre los testigos de Jehová requiere que uno acepte todo el conjunto de enseñanzas verdaderas que se hallan en la Biblia, lo que incluye aquellas creencias bíblicas que son características de los testigos de Jehová. ¿Cuáles son algunas de estas creencias? [...] Que el año 1914 marcó el fin de los Tiempos de los Gentiles y el establecimiento del Reino de Dios en los cielos, así como el tiempo para la predicha presencia de Cristo (Lucas 21:7-24; Revelación 11:15–12:10).” — Atalaya del 1 de abril de 1986, página 31.

Recuerde que aquí se ha demostrado que:
  1. Cristo no regresó invisiblemente el viernes, 2 de octubre de 1914 d.C. (Presencia).
  2. La Watchtower no fue escogida por Cristo en el año 1919 d.C.
  3. No son el esclavo fiel y discreto (El esclavo será elegido durante la gran tribulación, y los testigos de Jehová dicen que la gran tribulación no ha empezado [Mateo 24:30-45]).
  4. El Armagedón no está a la vuelta de la esquina.
  5. Satanás no ha sido lanzado del cielo a la Tierra.
  6. No hay dos clases de cristianos: ungidos y grande muchedumbre.
  7. Los testigos de Jehová quedan expuestos como falsos profetas.
  8. Los testigos de Jehová han mentido con respecto a los 144,000 escogidos que reinan con Cristo en los cielos, no existe tal reino del 1914 y no hay tal clase escogida.
  9. No se cumple Mateo 24:14 y su predicación no tiene sentido ya que predican el fin de este sistema de cosas que vendrá después de la entronización de Cristo en el año 1914 d.C., y esto no es correcto ya que en Mateo se dice que esta obra se hará antes que venga el fin.
  10. Jerusalén fue destruida el 27 de julio de 587 a.E.C., no en el año 607 a.E.C.
  11. El sueño de Nabucodonosor no tiene un segundo cumplimiento.
  12. La creencia de la generación del 1914 E.C., es falsa.
La cronología verdadera
  • Salmanasar III - 858 a.C. – 824 a.C.
  • Shamsi-Adad V - 823 a.C. – 811 a.C.
  • Adad-nirani III - 810 a.C. – 783 a.C.
  • Salmanasar IV - 782 a.C. – 773 a.C.
  • Ashur-dan III - 773 a.C. – 755 a.C.
  • Ashur-nirani V - 755 a.C. – 745 a.C.
  • Tiglat-piléser III - 744 a.C. – 727 a.C. (en Babilonia [731 a.C. – 727 a.C.])
  • Salmanasar V - 727 a.C. – 722 a.C.
  • Sargón II - 722 a.C. – 704 a.C. (en Babilonia: Marduk-apal-iddin [721 a.C. – 710 a.C.])
  • Sargón II - 709 a.C. – 704 a.C. (en Babilonia)
  • Senaquerib - 704 a.C. – 681 a.C.
  • Esar-hadón - 680 a.C. – 668 a.C. (en Babilonia)
  • Asurbanipal - 667 a.C. – 635 a.C. 
  • Kandalanu - 647 a.C. - 627 a.C. (en Babilonia)
  • Interregno (sin rey) - 626 a.C.
  • Nabopolasar - 625 a.C. – 605 a.C.
  • Nabucodonosor - 605 a.C. – 562 a.C.
  • Awel Marduk - 561 a.C. – 560 a.C.
  • Neriglisar - 559 a.C. – 556 a.C.
  • Labashi Marduk - 566 a.C. (meses)
  • Nabonido - 555 a.C. – 539 a.C.
  • Ciro II - 538 a.C. – 530 a.C.
  • Cambises II - 529 a.C. – 522 a.C.
  • Darío I - 521 a.C. –  486 a.C.
¡Pregunta que todo testigo de Jehová se debe hacer!
  1. ¿Por qué decimos que los 70 años fueron completados cuando los judíos retornaron a Jerusalén (537 a.E.C.), cuándo la Biblia claramente muestra que fueron completados cuándo Babilonia fue destruida (539 a.E.C.)?
  2. ¿Qué significan los 70 años para “las otras naciones” si no se aplica a Babilonia como un poder mundial?
  3. ¿Por qué sólo se citó el diario astrónomico VAT4956 y no todas las demás evidencias históricas que los historiadores utilizan para fechar la era, en sus citas en el apéndice para el capítulo 14 (libro: Venga tu Reino de 1981)?
  4. ¿Es en verdad creíble que toda estas evidencias (que pueden verificarse visitando al Museo Británico) puedan estar equivocadas y se hayan malinterpretado?
  5. ¿Por qué citan de Josefo para apoyar los 70 años, cuándo el propio Josefo cambia el periodo de tiempo a 50 años y dice que esto está de acuerdo con Beroso en la parte final de sus obras, y el apéndice no cita esto? Con sumo respeto, ¿pero esto no es “deshonesto”?
  6. ¿Por qué nosotros citamos a Teófilo, cuándo él no está muy seguro de cuándo terminaron los 70 años?
  7. ¿Por qué nosotros aceptamos el año 539 a.E.C., y no el 586 a.E.C., cuándo ambos están basados en la misma evidencia y la evidencia para el 586 a.E.C., es mucho más fuerte, ya que el 539 a.E.C., solo es calculado?
  8. ¿Por qué nosotros no consideramos las escrituras que hablan de los 70 años, bajo la luz de Jeremías 25, en particular 2ª Crónicas 36:20, 21 que habla de los años sabáticos, y que no se mencionan en Jeremías?
  9. Así pues, hermanos, esto es lo que yo he estado haciendo con mi vida desde que se me hizo esa “simple” pregunta. Yo no puedo enfatizarles a ustedes cuánto necesito estas respuestas y explicaciones para esta información. Mi fe al presente está en jirones y quiero salvarla. Si la historia es tan firme que Jerusalén fue destruida en el año 586 a.E.C., ciertamente nosotros deberíamos revaluar las evidencias y ver si nuestra interpretación de la Biblia está equivocada. Todos los pasajes bíblicos que parecen hablar de los 70 años deberían considerase bajo la luz de la profecía original en Jeremías 25, ¿ustedes no lo piensan así? Si nosotros rechazamos la información histórica, entonces debiéramos rechazarla en su totalidad. Esto significaría obviamente que tenemos que rechazar la fecha del 539 a.E.C., también.
“Cuando las personas inseguras se enfrentan a un problema que aumenta su inseguridad, responden instintivamente intentando destruir aquello que la ataca o intentando relegarlo a lo más recóndito de la mente.” — Dr. H. Dale Baumbach.
Para un testigo de Jehová, cuestionar la validez de este cálculo profético básico no es, pues, un asunto fácil. Para muchos creyentes, y especialmente para aquellos que pertenecen a sistemas religiosos cerrados como la Sociedad Watchtower, el sistema doctrinal del grupo funciona como una especie de "fortaleza" en la cual pueden buscar refugio en forma de seguridad espiritual y emocional. Si alguna parte de ese sistema doctrinal se cuestiona, tienden a reaccionar de forma emocional. Adoptan una actitud defensiva, pues sienten que su "fortaleza" está bajo ataque y su seguridad amenazada. Este mecanismo de defensa hace que resulte muy difícil para ellos escuchar y examinar los argumentos sobre este asunto de forma objetiva. Inconscientemente, su necesidad de seguridad emocional se ha convertido en algo más importante que su respeto por la verdad. Vencer esta actitud defensiva, tan común entre los testigos de Jehová, a fin de hallar mentes abiertas y receptivas, es extremadamente difícil, especialmente cuando se está cuestionando un dogma tan básico como la cronología de los "tiempos de los Gentiles". Puesto que tal cuestionar sacude los mismos cimientos del sistema doctrinal de su religión, con frecuencia provoca que testigos de Jehová de todos los niveles reaccionen de forma beligerante y defensiva.

“Cada uno de nosotros es responsable por lo que sabe. Si una persona tiene en su poder información que otras necesitan conocer a fin de tener una comprensión correcta de su situación en la vida información que sus dirigentes religiosos les ocultan– sería moralmente incorrecto permanecer en silencio. El deber de esa persona sería hacer disponible esa información a todos los que quisieran conocer la verdad, por el medio que fuese.” — Carl Olof Jonson.

Descarga gratis el libro: Los Tiempos de Los Gentiles Reconsiderados, de Carl Olof Jonsson. Este libro ha sido de gran ayuda para elaborar toda la información ya presentada: https://www.facebook.com/download/756197601174131/Tiempo%20de%20los%20gentiles%20reconsiderados.pdf

“No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa. Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escoger.” — Atalaya del 15 de mayo de 1964, página 304 en la versión reimpresa.

“La religión que enseña mentiras no puede ser la verdadera.” — Atalaya del 1 de diciembre de 1991, página 7.

Reacciones: