Ciencia y Astronomía

En la ciencia, un problema no resuelto o problema abierto, es un problema que puede ser formulado con mucha precisión y todavía no se conoce su solución. Existen importantes problemas no resueltos en muchos campos, tales como la ciencia computacional teórica, la física y las matemáticas.

Fantasmas Reales

El programa que impactó el mundo. Se investiga el fenómeno paranormal de forma profesional y las aventuras que conlleva.

1914: año importante en las profecías biblicas

¿Cuándo fue destruido el templo de Jerusalén por los Babilonios? ¿607 a.E.C. o 587/6 a.E.C.? Aquí podrá encontrar evidencia astronómica, arqueológica, histórica y cronológica de la fecha correcta.

Desarrollo de software

¿Necesita un software, rápido, eficiente y de calidad? Contácteme lo antes posible.

¿Páginas Web, rápidas y sencillas?

En este tema se proporciona una breve descripción sobre muchas de las características y herramientas que se incluyen en Visual Web Developer. Visual Web Developer es el conjunto de características que se usa para crear los proyectos web.

11 octubre 2015

1914: el año erróneo de los testigos de Jehová (16/16)

La relación de los 70 años a “la devastación de Jerusalén”
Daniel entonces, en su examen de la carta de Jeremías, evidentemente mostró gran interés por el hecho de que el fin de los 70 años “para Babilonia” se unían directamente al fin de la desolación de Jerusalén. La conclusión del último periodo postulado, dependía entonces de la conclusión del anterior:

“Cuando se le cumplan a Babilonia los 70 años, actuaré en favor de ustedes y les cumpliré mi promesa favorable de hacerlos regresar a este lugar.” (Jeremías 29:10).

Esto es evidentemente la razón de por qué Daniel, en su referencia a la profecía de Jeremías, conectó los 70 años “para Babilonia” con Jerusalén, hablando de ellos como, el número de años para cumplir las devastaciones de Jerusalén (Daniel 9:2), estaba claro por la carta de Jeremías que el completar de los 70 años a Babilonia traerían consigo el “cumplimiento de la desolación de Jerusalén” (por el retorno de los desterrados), y es esta la consecuencia que Daniel pone el énfasis en su declaración. Leído en el aislamiento del contexto más amplio, estas palabras fácilmente pueden ser mal interpretadas para significar que Daniel hizo del periodo de los 70 años es un equivalente con la desolación de Jerusalén. Algunos traductores de la Biblia han entendido el texto de esta manera.

De esta manera la Tanakh, una traducción publicada por la Sociedad de Publicación Judía en el 1985, habla de el número de años que... había de ser el término de desolación de Jerusalén —70 años.

De forma similar, la Nueva Versión Internacional en español, presenta a Daniel diciendo que: yo, Daniel, logré entender ese pasaje de la Escrituras... que la desolación de Jerusalén duraría 70 años.

Sin embargo, ambas de estas traducciones, están libremente parafraseando el pasaje, que en ningún momento habla del “término” de la desolación de Jerusalén, ni tampoco que “duraría” 70 años. Ninguna de estas palabras se encuentra en el texto original. Ellos lo han agregado en un esfuerzo para interpretar el texto. No hay ninguna razón que nos constriña para que aceptemos esta interpretación, no sólo porque es un parafraseado del texto, pero también porque está en conflicto directo con la propia profecía de Jeremías. Debe notarse que el propio Daniel no iguala los 70 años al periodo de desolación de Jerusalén. Es sólo la expiración del periodo de los 70 años —y no el periodo en conjunto— que él relaciona con el “cumplir de las devastaciones de Jerusalén”. Éste enfoque en el fin del periodo está totalmente ausente en las dos citas de las traducciones mencionadas en el artículo anterior, ya que en ninguna traducen la palabra hebrea le mal'ot, que significa “cumplimiento, para cumplir”.

Muchos traductores (incluso la versión bíblica de los testigos de Jehová) están más en conformidad con el texto original en este respecto. Entonces, lo que Daniel descubrió leyendo las cartas de Jeremías, no era que la desolación de Jerusalén duraría 70 años (ya que esto no se declara en ninguna parte de Jeremías), pero sí que las desolaciones de Jerusalén no cesarían hasta que los 70 años “para Babilonia” hubiesen concluido (609 a.E.C. - 539 a.E.C.). El enfoque de los “70 años” estaba sobre Babilonia, y su periodo de señorío, en lugar de sobre Jerusalén. El fin del dominio babilónico (539 a.E.C.), claro, esto como consecuencia natural o del subproducto, habría concedido lugar a la perspectiva para el retorno de los judíos a Jerusalén. Éste es el significado más simple de las palabras de Daniel a la luz de lo que realmente está escrito en la carta de Jeremías. Pero como la supremacía babilónica de repente había sido reemplazada por el regir de los Medos y los Persas, y los 70 años “para Babilonia” y su dominio internacional se habían completado, Daniel lo entendió así —por la ayuda de las cartas de Jeremías— que estaban ahora cumplidas las devastaciones de Jerusalén. Ésta era la razón para la excitación de Daniel y sus fuertes emociones, como se expresan en su oración. La conexión entre el fin de la supremacía babilónica y el fin de la desolación de Judá es claramente manifestado por el Dr. H. G. M. Williamson:

“Todo el propósito de Dios levantando a Ciro para destruir a Babilonia (539 a.E.C.) era asegurar que el templo en Jerusalén pudiera reconstruirse (515 a.E.C.) y los exiliados retornaran a su patria (537 a.E.C.) — (Volumen 61 en comentarios de la Palabra Bíblica) Waco, Texas: Word Books, Editorial de 1985), página 10.

Varios eruditos críticos, que consideran al libro de Daniel como una composición tardía del año 164 a.E.C., hasta el final del reinado de Antíoco IV Epífanes y se ha sostenido que la profecía original de Jeremías sobre los 70 años fue repetidamente reinterpretada y reaplicada por los escritores de la Biblia posteriores como Esdras, Zacarías, y Daniel. No hay razón alguna para discutir estas teorías aquí, especialmente ya que hay amplia discordancia sobre esto entre estos eruditos. Un análisis gramatical detallado del texto hebreo de Daniel 9:2 paso a paso clarifican el significado exacto del verso. En conclusión, la siguiente traducción se ofreció, en cercana armonía con el texto original: “En el primer reinado de Darío (538 a.E.C.), Daniel escribe que el número de años, que de acuerdo a la palabra de YHWH al profeta Jeremías se cumpliría por completo, con respecto al estado de desolación de Jerusalén, fueron 70 años”.

“Conforme se cumplan 70 años en Babilonia yo dirigiré mi atención a ustedes…” (Traducción del Nuevo Mundo)
“Cuando a Babilonia se le hayan cumplido los 70 años, yo los visitaré…” (Nueva Versión Internacional)
“Cuando se le hayan cumplido a Babilonia 70 años, yo os visitaré…” (La Biblia de Las Américas)
“Cuando se cumplan los 70 años de Babilonia, yo iré a visitarlos…” (Reina Valera Contemporánea)
“Cuando se le hayan cumplido a Babilonia 70 años, Yo los visitaré...” (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy)

Por lo tanto, la afirmación de la Watchtower/testigos de Jehová, basada en Jeremías 29:10, de que la servidumbre no comenzó hasta después que los judíos fueron exiliados a Babilonia en la caída de Jerusalén (586 a.E.C.), es injustificable. Es más, noten quién verdaderamente habría de servir a Babilonia por 70 años. ¿Fueron los judíos exiliados o las naciones alrededor de Israel?

Y toda esta tierra tiene que llegar a ser un lugar devastado, un objeto de pasmo, y estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia 70 años.” (Jeremías 25:11).

Noten, son las “naciones” alrededor de Israel las que habrían de servir por 70 años, ¡NO Israel! Nuevamente, esto señala la caída de Asiria ante Babilonia (609 a.E.C.) como el inicio de los 70 años de servidumbre por las naciones.
Y procedió a quemar la casa del Dios [verdadero] y a demoler el muro de Jerusalén; y quemaron con fuego todas sus torres de habitación y también todos sus objetos deseables, a fin de causar ruina. Además, a los que quedaron de la espada se los llevó cautivos a Babilonia, y llegaron a ser siervos para él y sus hijos hasta que la realeza de Persia empezó a reinar; para cumplir la palabra de YHWH por boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo pagado sus sábados. Todos los días de yacer desolada guardó sábado, para cumplir 70 añosY en el primer año de Ciro el rey de Persia, para que se realizara la palabra de YHWH por boca de Jeremías, YHWH despertó el espíritu de Ciro el rey de Persia, de modo que él hizo pasar por todo su reino un pregón, y también por escrito, que decía: “Esto es lo que ha dicho Ciro el rey de Persia: ‘Todos los reinos de la tierra me los ha dado YHWH el Dios de los cielos, y él mismo me ha comisionado para que le edifique una casa en Jerusalén, que está en Judá. Cualquiera que haya entre ustedes de todo su pueblo, esté YHWH su Dios con él. Así, pues, que suba.(2ª Crónicas 36:19-23).

Aquí tenemos otro texto bíblico utilizado por la Watchtower en apoyo a su interpretación de los 70 años. Pero vemos que aquí nuevamente se menciona a Jeremías como autoridad. Como en el caso de Daniel, este texto bíblico es escueto y puede prestarse a una mala interpretación. El versículo 21, del libro de Crónicas, no está diciendo que la desolación duraría 70 años, porque Jeremías no lo dice.

“Pues así dice YHWH: cuando se cumplan los 70 años de Babilonia, yo los visitaré y cumpliré la promesa de traerlos a este lugar.” (Jeremías 29:10). [Nácar Colunga]

Ciertamente debe enfatizarse que los 70 años principalmente se refieren al tiempo de dominio mundial babilónico y no al tiempo del exilio, como a menudo de forma desatinada se supone. 
— Norman Gottwald, Todos los reinos de la Tierra, New York, Evanston, London: Harper & Row, Publishers, de 1964, página 265, 266.


Por consiguiente, los 70 años para Babilonia, del cual Jeremías habla, son 70 años de dominio babilónico, y el retorno de Judá del exilio es una contingencia del final de ese periodo. Siendo que el último otoño del imperio asirio fue en el 609 a.E.C., y el nuevo imperio babilónico duró desde ese entonces hasta Ciro, los persas tomaron a Babilonia en el 539 a.E.C., por lo cual de hecho el periodo de dominio babilónico fue de 70 años.” — Libro de Cronología Bíblica, Peabody, Mass.: Hendrickson Publishers de 1998, página 225.

Desde la caída de Nínive (612 a.E.C.) a la captura de Babilonia por Ciro (539 a.E.C.) fueron 73 años; desde la batalla de Carquemis (605 a.E.C. – en el primer año de Nabucodonosor) a la captura de Babilonia por Ciro (539 a.E.C.) fueron 66 años; y desde el verdadero final del imperio asirio (609 a.E.C.) a la captura de Babilonia por Ciro y el retorno de los exiliados (539 a.E.C.) casi con precisión fueron 70 años.”  Anchor Bible, volimen II, Doubleday, de 2004, páginas 249 y 250.
Algunas traducciones de la Traducción del Nuevo Mundo en otros idiomas han cambiado el erróneo en Babilonia por para Babilonia. Igualmente esto ha sucedido con la más reciente edición sueca de los testigos de Jehová, revisada en el 2003 que ha cambiado el en Babilonia [i Babilonia] por para Babilonia [för Babilonia]. Lo mismo ha sucedido con la versión dinamarqués que vierte para Babilonia. La declaración en la página del título en la traducción sueca dice que: se comparó cuidadosamente con el hebreo, arameo, y el texto original griego, esto indica que el traductor conocía el hebreo y por consiguiente escogió verter la preposición correcta.

Por medio de Jeremías, Jehová incluye a Tiro entre las naciones designadas para que beban el vino de Su furia, y dice: “Estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia 70 años” (Jeremías 25:8-17, 22, 27). Es verdad que la Tiro insular no está sometida a Babilonia durante 70 años completos, pues el Imperio babilónico cae en 539 a.E.C. Aparentemente, los 70 años representan el periodo en que el dominio de esa potencia se encuentra en su apogeo y su dinastía de reyes se jacta de haber alzado su trono por encima de “las estrellas de Dios” (Isaías 14:13). Diversas naciones llegan a estar bajo su autoridad en distintos momentos.” — Las profecías de Isaías, volumen 1, página 253.

Claro está expresado aquí en Jeremías que estos 70 años serían de supremacía de Babilonia (609 a.E.C. - 539 a.E.C.), aunque la Biblia de los testigos de Jehová no traduzca este texto de esta manera. El cronista luego hace mención (versículos 22-23) del segundo evento, el retorno y por consiguiente el fin de la desolación. Como en el caso de Daniel, el cronista está diciendo que dentro de este periodo de tiempo (70 años) la tierra quedaría desolada y guardaría reposo. Por este motivo los versículos siguientes mencionan el decreto emitido por el conquistador Ciro el Persa que permitió al pueblo judío retornar a su tierra y reconstruir la ciudad y el templo.
El Cilindro de Ciro es una pieza cilíndrica de arcilla que contiene una declaración del rey persa Ciro el Grande. En ella legitima su conquista y toma medidas políticas para ganarse el favor de sus nuevos súbditos, entre ellos los judíos.
Reina Valera y Nácar Colunga transmiten la misma idea, que la devastación terminaría casi justo con la dominación, sin embargo estos dos eventos no comenzarían en el mismo tiempo como dice Jeremías (dominación = 539 a.E.C. || 538 a.E.C. = devastación), pero la versión bíblica de los testigos de Jehová de manera sutil maquilla lo escrito con para cumplir en apoyo a su interpretación errónea. Las palabras del cronista, correctamente entendidas, no pueden tomarse para que signifiquen que la desolación de Judá después de la destrucción de Jerusalén y su templo durarían 70 años.

Todos los días de su desolación la tierra reposó hasta que se cumplieron los 70 años.” (2ª Crónicas 36:21).

entonces tendré que andar en acalorada oposición a ustedes, y yo, sí, yo, tendré que castigarlos 7 veces por sus pecados. De modo que tendrán que comer la carne de sus hijos, y comerán la carne de sus hijas. Y ciertamente aniquilaré sus lugares altos sagrados y cortaré sus estantes del incienso y pondré los propios cadáveres de ustedes sobre los cadáveres de sus ídolos estercolizos; y mi alma simplemente los aborrecerá a ustedes. Y verdaderamente daré sus ciudades a la espada y haré desolados sus santuarios, y no oleré sus olores conducentes a descanso. Y yo, por mi parte, ciertamente haré desolado el país, y los enemigos de ustedes que están morando en él simplemente se quedarán mirando asombrados a causa de ello. Y a ustedes los esparciré entre las naciones, y ciertamente desenvainaré una espada tras de ustedes; y su tierra tiene que quedar hecha una desolación, y sus ciudades llegarán a ser una ruina desolada. En aquel tiempo la tierra pagará sus sábados durante todos los días que yazca desolada, mientras estén ustedes en la tierra de sus enemigos. En aquel tiempo la tierra guardará el sábado, puesto que tiene que pagar sus sábados. Todos los días que yazca desolada guardará el sábado, por motivo de que no guardó el sábado durante los sábados de ustedes cuando ustedes estaban morando en ella.” (Levíticos 26:28-35).

La tierra gozó de reposo, descansó, mientras Jerusalén estuvo asolada. Ahora vamos a ver cuánto tiempo estuvo asolada:

Pero en el año séptimo debe ocurrir un sábado de descanso completo para la tierra, un sábado a YHWH. Tu campo no debes sembrar, y tu viña no debes podar.” (Levíticos 25:4).

De aquí desprendemos que la tierra ha de descansar un año cada 7 años.

entonces tendré que andar en acalorada oposición a ustedes, y yo, sí, yo, tendré que castigarlos 7 veces por sus pecados.” (Levíticos 26:28).

En este texto se dice que si los judíos no escuchaban a Dios serían castigados 7 veces por sus pecados. Así que 7 veces (Levíticos 26:28) 7 años (Levíticos 25:4) nos da 49 años. [7 x 7 = 49].

Y tienes que contarte 7 sábados de años, 7 veces 7 años, y los días de los 7 sábados de años tienen que ascender a 49 años para ti. Y tienes que hacer sonar el cuerno de sonido fuerte en el mes séptimo, en el día 10 del mes; en el día de expiación ustedes deben hacer sonar el cuerno en toda su tierra. Y tienen que santificar el año 50 y proclamar libertad en la tierra a todos sus habitantes. Llegará a ser un Jubileo para ustedes, y ustedes tienen que volver cada uno a su posesión y deben volver cada uno a su familia.” (Levíticos 25:8-10).

Esto nos da los 49 años de reposo de la tierra más el año cincuenta. 50 años de reposo de la tierra en total. Si los judíos llegaron a Jerusalén en el año 537 a.E.C., año en que termina el reposo de la tierra, solo tenemos que sumar los 50 años de reposo de la tierra para saber cuándo empezaron y cuándo fue desolada Jerusalén y la respuesta es el año 587 a.E.C. Ahí tenemos el año de la desolación de Jerusalén, y este año sí está confirmado por los historiadores.
  • 609 a.E.C. - Asiria es destruida, Babilonia comienza a reinar por 70 años. Comienza a reinar el rey judío Joacim como vasallo del faraón Necao.
  • 605 a.E.C. - Nabucodonosor toma el reinado y derrota al faraón Necao, y Israel empieza a servir a Babilonia (Jeremías 25:1; 46:2).
  • 598 a.E.C. - Joacim pasa el trono a su hijo Joaquín (reina por 3 meses) (2ª Reyes 24:8). Luego su tío Sedequías obtiene el reino (2ª Crónicas 36:11) y 11 años después...
  • 587 a.E.C. - Nabucodonosor destruye Jerusalén (Jeremías 52) y los judíos son llevados cautivos a Babilonia.
  • 539 a.E.C. - Los Medos y los Persas destruyen Babilonia, y se acaban los 70 años.
  • 537 a.E.C. - Los judíos vuelven a Jerusalén.
  • 517 a.E.C. - Han pasado 70 años de la destrucción de Jerusalén, según Zacarías 7:1-5.
  • 515 a.E.C. - Se termina la recontrucción del templo de Jerusalén.

Sin lugar a dudas, el cuerpo gobernante de los testigos de Jehová está al tanto de que más de 8 millones de sus seguidores viven en ignorancia sobre esto. Aprovechando su condición de superioridad y dominio e implantando la ley del terror con amenazas de expulsión, ellos siguen adelante sin obstáculos. Si usted es testigo de Jehová debería hacer un estudio detallado de este tema y luego tomar la determinación de abandonar o continuar con ellos. Usted no puede conformarse con el simple argumento de que las fechas no influyen y que esto a usted le da lo mismo; porque estas fechas son la piedra angular de todas sus doctrinas.

La condición de asociado aprobado entre los testigos de Jehová requiere que uno acepte todo el conjunto de enseñanzas verdaderas que se hallan en la Biblia, lo que incluye aquellas creencias bíblicas que son características de los testigos de Jehová. ¿Cuáles son algunas de estas creencias? [...] Que el año 1914 marcó el fin de los Tiempos de los Gentiles y el establecimiento del Reino de Dios en los cielos, así como el tiempo para la predicha presencia de Cristo (Lucas 21:7-24; Revelación 11:15–12:10).” — Atalaya del 1 de abril de 1986, página 31.

Recuerde que aquí se ha demostrado que:
  1. Cristo no regresó invisiblemente el viernes, 2 de octubre de 1914 d.C. (Presencia).
  2. La Watchtower no fue escogida por Cristo en el año 1919 d.C.
  3. No son el esclavo fiel y discreto (El esclavo será elegido durante la gran tribulación, y los testigos de Jehová dicen que la gran tribulación no ha empezado [Mateo 24:30-45]).
  4. El Armagedón no está a la vuelta de la esquina.
  5. Satanás no ha sido lanzado del cielo a la Tierra.
  6. No hay dos clases de cristianos: ungidos y grande muchedumbre.
  7. Los testigos de Jehová quedan expuestos como falsos profetas.
  8. Los testigos de Jehová han mentido con respecto a los 144,000 escogidos que reinan con Cristo en los cielos, no existe tal reino del 1914 y no hay tal clase escogida.
  9. No se cumple Mateo 24:14 y su predicación no tiene sentido ya que predican el fin de este sistema de cosas que vendrá después de la entronización de Cristo en el año 1914 d.C., y esto no es correcto ya que en Mateo se dice que esta obra se hará antes que venga el fin.
  10. Jerusalén fue destruida el 27 de julio de 587 a.E.C., no en el año 607 a.E.C.
  11. El sueño de Nabucodonosor no tiene un segundo cumplimiento.
  12. La creencia de la generación del 1914 E.C., es falsa.
La cronología verdadera
  • Salmanasar III - 858 a.C. – 824 a.C.
  • Shamsi-Adad V - 823 a.C. – 811 a.C.
  • Adad-nirani III - 810 a.C. – 783 a.C.
  • Salmanasar IV - 782 a.C. – 773 a.C.
  • Ashur-dan III - 773 a.C. – 755 a.C.
  • Ashur-nirani V - 755 a.C. – 745 a.C.
  • Tiglat-piléser III - 744 a.C. – 727 a.C. (en Babilonia [731 a.C. – 727 a.C.])
  • Salmanasar V - 727 a.C. – 722 a.C.
  • Sargón II - 722 a.C. – 704 a.C. (en Babilonia: Marduk-apal-iddin [721 a.C. – 710 a.C.])
  • Sargón II - 709 a.C. – 704 a.C. (en Babilonia)
  • Senaquerib - 704 a.C. – 681 a.C.
  • Esar-hadón - 680 a.C. – 668 a.C. (en Babilonia)
  • Asurbanipal - 667 a.C. – 635 a.C. 
  • Kandalanu - 647 a.C. - 627 a.C. (en Babilonia)
  • Interregno (sin rey) - 626 a.C.
  • Nabopolasar - 625 a.C. – 605 a.C.
  • Nabucodonosor - 605 a.C. – 562 a.C.
  • Awel Marduk - 561 a.C. – 560 a.C.
  • Neriglisar - 559 a.C. – 556 a.C.
  • Labashi Marduk - 566 a.C. (meses)
  • Nabonido - 555 a.C. – 539 a.C.
  • Ciro II - 538 a.C. – 530 a.C.
  • Cambises II - 529 a.C. – 522 a.C.
  • Darío I - 521 a.C. –  486 a.C.
¡Pregunta que todo testigo de Jehová se debe hacer!
  1. ¿Por qué decimos que los 70 años fueron completados cuando los judíos retornaron a Jerusalén (537 a.E.C.), cuándo la Biblia claramente muestra que fueron completados cuándo Babilonia fue destruida (539 a.E.C.)?
  2. ¿Qué significan los 70 años para “las otras naciones” si no se aplica a Babilonia como un poder mundial?
  3. ¿Por qué sólo se citó el diario astrónomico VAT4956 y no todas las demás evidencias históricas que los historiadores utilizan para fechar la era, en sus citas en el apéndice para el capítulo 14 (libro: Venga tu Reino de 1981)?
  4. ¿Es en verdad creíble que toda estas evidencias (que pueden verificarse visitando al Museo Británico) puedan estar equivocadas y se hayan malinterpretado?
  5. ¿Por qué citan de Josefo para apoyar los 70 años, cuándo el propio Josefo cambia el periodo de tiempo a 50 años y dice que esto está de acuerdo con Beroso en la parte final de sus obras, y el apéndice no cita esto? Con sumo respeto, ¿pero esto no es “deshonesto”?
  6. ¿Por qué nosotros citamos a Teófilo, cuándo él no está muy seguro de cuándo terminaron los 70 años?
  7. ¿Por qué nosotros aceptamos el año 539 a.E.C., y no el 586 a.E.C., cuándo ambos están basados en la misma evidencia y la evidencia para el 586 a.E.C., es mucho más fuerte, ya que el 539 a.E.C., solo es calculado?
  8. ¿Por qué nosotros no consideramos las escrituras que hablan de los 70 años, bajo la luz de Jeremías 25, en particular 2ª Crónicas 36:20, 21 que habla de los años sabáticos, y que no se mencionan en Jeremías?
  9. Así pues, hermanos, esto es lo que yo he estado haciendo con mi vida desde que se me hizo esa “simple” pregunta. Yo no puedo enfatizarles a ustedes cuánto necesito estas respuestas y explicaciones para esta información. Mi fe al presente está en jirones y quiero salvarla. Si la historia es tan firme que Jerusalén fue destruida en el año 586 a.E.C., ciertamente nosotros deberíamos revaluar las evidencias y ver si nuestra interpretación de la Biblia está equivocada. Todos los pasajes bíblicos que parecen hablar de los 70 años deberían considerase bajo la luz de la profecía original en Jeremías 25, ¿ustedes no lo piensan así? Si nosotros rechazamos la información histórica, entonces debiéramos rechazarla en su totalidad. Esto significaría obviamente que tenemos que rechazar la fecha del 539 a.E.C., también.
“Cuando las personas inseguras se enfrentan a un problema que aumenta su inseguridad, responden instintivamente intentando destruir aquello que la ataca o intentando relegarlo a lo más recóndito de la mente.” — Dr. H. Dale Baumbach.
Para un testigo de Jehová, cuestionar la validez de este cálculo profético básico no es, pues, un asunto fácil. Para muchos creyentes, y especialmente para aquellos que pertenecen a sistemas religiosos cerrados como la Sociedad Watchtower, el sistema doctrinal del grupo funciona como una especie de "fortaleza" en la cual pueden buscar refugio en forma de seguridad espiritual y emocional. Si alguna parte de ese sistema doctrinal se cuestiona, tienden a reaccionar de forma emocional. Adoptan una actitud defensiva, pues sienten que su "fortaleza" está bajo ataque y su seguridad amenazada. Este mecanismo de defensa hace que resulte muy difícil para ellos escuchar y examinar los argumentos sobre este asunto de forma objetiva. Inconscientemente, su necesidad de seguridad emocional se ha convertido en algo más importante que su respeto por la verdad. Vencer esta actitud defensiva, tan común entre los testigos de Jehová, a fin de hallar mentes abiertas y receptivas, es extremadamente difícil, especialmente cuando se está cuestionando un dogma tan básico como la cronología de los "tiempos de los Gentiles". Puesto que tal cuestionar sacude los mismos cimientos del sistema doctrinal de su religión, con frecuencia provoca que testigos de Jehová de todos los niveles reaccionen de forma beligerante y defensiva.

“Cada uno de nosotros es responsable por lo que sabe. Si una persona tiene en su poder información que otras necesitan conocer a fin de tener una comprensión correcta de su situación en la vida información que sus dirigentes religiosos les ocultan– sería moralmente incorrecto permanecer en silencio. El deber de esa persona sería hacer disponible esa información a todos los que quisieran conocer la verdad, por el medio que fuese.” — Carl Olof Jonson.

Descarga gratis el libro: Los Tiempos de Los Gentiles Reconsiderados, de Carl Olof Jonsson. Este libro ha sido de gran ayuda para elaborar toda la información ya presentada: https://www.facebook.com/download/756197601174131/Tiempo%20de%20los%20gentiles%20reconsiderados.pdf

“No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa. Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escoger.” — Atalaya del 15 de mayo de 1964, página 304 en la versión reimpresa.

“La religión que enseña mentiras no puede ser la verdadera.” — Atalaya del 1 de diciembre de 1991, página 7.

20 septiembre 2015

1914: La mala interpretación de los testigos de Jehová (15/16)

El canon de Claudio Ptolomeo fue utilizado en un principio por Nelson Barbour y aceptado por Charles Taze Russell para sus cálculos apocalípticos que hoy día todavía utilizan los testigos de Jehová. Cuando Russell se dio cuenta que este canon señalaba también el año 587 a.E.C., para la caída de Jerusalén, lo descartó. El primer error que cometió fue una mala interpelación de las fechas dadas en este canon y fijó la caída de Babilonia en el año 537 a.E.C., contra la verdadera fecha 539 a.E.C. La Watchtower/testigos de Jehová no solo tuvo que arreglar este error poniendo un parche en la interpretación bíblica. Ahora su propio argumento choca con el relato de la Biblia, pero ellos inventaron otro parche más que no se sostiene de nada, solo son meras conjeturas. La Watchtower hoy día rechaza y critica la lista real que proporciona el apéndice del Almagesto pero no explican de dónde sacan la fecha histórica del año 539 a.E.C. A esta fecha la definen como fecha absoluta, solo ellos utilizan este término, porque en realidad esta es una fecha calculada a base de los reinados de los últimos reyes babilónicos.

“La palabra que le ocurrió a Jeremías acerca de todo el pueblo de Judá en el año cuarto de Jehoiaquim hijo de Josías, el rey de Judá, es decir, el primer año de Nabucodorosor el rey de Babilonia;” (Jeremías 25:1).

Joacim reinó por 11 años en Jerusalén (609 a.E.C. - 598 a.E.C.), cuatro de ellos como vasallo del faraón Necao (hasta el 605 a.E.C.) y el resto del rey Nabucodonosor; fue seguido por su hijo “Joaquín” quien reinó por 3 meses (597 a.E.C.). Joaquín a su vez fue seguido por su tío Sedequías en cuyo undécimo año [de reinado] (587 a.E.C.), Jerusalén fue destruida. Sumando 7 años de Joacim más 11 años de Sedequías (descartando los meses de Joaquín) nos darán 18 años.

“miren, voy a enviar y ciertamente tomaré a todas las familias del norte —es la expresión de YHWH—, hasta [enviar aviso] a Nabucodorosor el rey de Babilonia, mi siervo, y ciertamente las traeré contra esta tierra y contra sus habitantes y contra todas estas naciones en derredor; y ciertamente los daré por entero a la destrucción y haré de ellos objeto de pasmo y algo de qué silbar y lugares devastados hasta tiempo indefinido. Y ciertamente destruiré de entre ellos el sonido de alborozo y el sonido de regocijo, la voz del novio y la voz de la novia, el sonido del molino de mano y la luz de la lámpara. Y toda esta tierra tiene que llegar a ser un lugar devastado, un objeto de pasmo, y estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia 70 años. Y tiene que ocurrir que, cuando se hayan cumplido 70 años, pediré cuentas al rey de Babilonia y a aquella nación —es la expresión de YHWH— por su error, aun a la tierra de los caldeos, y ciertamente haré de ella yermos desolados hasta tiempo indefinido.” (Jeremías 25:9-12).
Jeremías nos dice que Nabucodonosor no solo vendría contra el pueblo judío, también lo haría contra las naciones gentiles de la zona. Primero los tomaría y luego vendría la destrucción y desolación. La servidumbre duraría 70 años, por consiguiente la destrucción y desolación vendrían después. Está claro entonces que los 70 años no aplican a la desolación. Después de estos 70 años sería castigado el rey caldeo Nabonido (539 a.E.C.). No hay otra interpretación. Los 70 años de servidumbre concluyen con la derrota del imperio babilónico (539 a.E.C.). Según este pasaje, ¿qué evento señalaría la culminación de los 70 años de servidumbre que las naciones que rodeaban a Israel habrían de dar al “rey de Babilonia”? Jeremías dice que “cuando se hayan cumplido 70 años,” YHWH pedirá “cuentas” ¿a quién? ¡Al REY de Babilonia! Sin embargo, tanto la Watchtower como los historiadores seculares concuerdan que Babilonia fue destruida por los Medos y los Persas cuando el “rey de Babilonia” murió en el año 539 a.E.C.

“En aquella misma noche Belsasar el rey caldeo fue muerto, y Darío el medo mismo recibió el reino, cuando era de unos 72 años de edad.” (Daniel 5:30, 31).

Entonces, ¿por qué es importante esto? Según la cronología de la Watchtower, si los 70 años de servidumbre comenzaron en el año 607 a.E.C., tendrían que terminar en el año 537 a.E.C. ¡Esto es 2 años DESPUÉS de que muriera Belsasar, el rey caldeo de Babilonia! ¿Cómo podría YHWH “pedir cuentas” a un rey MUERTO en el año 537 a.E.C., el cual murió 2 años antes en el 539 a.E.C.? Dado que la Biblia claramente dice que la muerte del “rey de Babilonia” en el año 539 a.E.C., marca el “cumplimiento” de los “70 años” de servidumbre, ¿qué fecha señala el comienzo? Es el 609 a.E.C., no el 607 a.E.C. Entonces, ¿qué tiene de importancia el año 609 a.E.C.?

“En el 609 a.E.C., Asiria fue mencionada por última vez como una formación mínima pero aún existente en la Mesopotamia noroccidental. Después de ese año Asiria dejó de existir.” — La Caída de Asiria (Poznan: Adam Mickiewicz University Press de 1988), página 16.

De modo que, aun cuando Nínive, la primera capital de Asiria cayó en el año 612 a.E.C., no fue hasta el 609 a.E.C., cuando Asiria intentó reconquistar Harán y fue derrotada nuevamente por Babilonia, que la influencia babilónica se sintió tan plenamente por las naciones. Por lo tanto, podemos señalar razonablemente al año 609 a.E.C., como la fecha en que los 70 años de servidumbre de las naciones a Babilonia se comenzaron a tomar en cuenta. Como se puede ver, estas fechas establecidas por historiadores seculares, encajan perfectamente con el recuento cronológico de la Biblia. Sin importar estos hechos, la Watchtower no coincide con estas fechas y añade 20 años más que no existen al periodo Neobabilónico. Por eso, los testigos de Jehová extienden la caída de Nínive hasta el año 632 a.E.C., y la última derrota de Asiria al 629 a.E.C. Pero esto es imposible, el planeta Saturno derrumba la cronología de los testigos de Jehová: El planeta Saturno en contra de los testigos de Jehová Estas fechas que la Watchtower da (sin ningún apoyo histórico) claramente no coinciden con el recuento bíblico, ¡porque la Watchtower necesita que las naciones llevaran 90 años [539 + 90 = 629] sirviendo a Babilonia para el 539 a.E.C., en lugar de 70 años [539 + 70 = 609]! Entonces, ¿de qué manera establece el año 587 a.E.C., como la caída de Jerusalén, el hecho de conocer la fecha de inicio para los 70 años de servidumbre a partir de la caída de Asiria ante Babilonia en 609 a.E.C.? Jeremías explica que la destrucción y el exilio de Jerusalén ocurrieron en el año 19 del reinado de Nabucodonosor.

Y en el mes quinto, el día diez del mes, es decir, [en] el año 19 del rey Nabucodorosor, el rey de Babilonia, entró en Jerusalén Nebuzaradán el jefe de la guardia de corps, que tenía su puesto delante del rey de Babilonia. Y procedió a quemar la casa de YHWH y la casa del rey y todas las casas de Jerusalén; y quemó con fuego toda casa grande. En el año 18 de Nabucodorosor, de Jerusalén hubo 832 almas.” (Jeremías 52:12, 13; 29).

La Watchtower intercambia el término “servidumbre” por “desolación” en su traducción bíblica para acomodar sus fechas. Judá pasó por los dos estados, primero de “servidumbre” (605 a.E.C.) y luego “desolación” en el año 586 a.E.C., cuando Jerusalén fue destruida definitivamente y la tierra poco a poco quedó desolada. Esto se ve claro en el siguiente texto que demuestra cual sería el resultado por revelarse contra la servidumbre que había comenzado cuando Nabucodonosor tomó todos los pueblos y los convirtió en reyes vasallos.

“Y tiene que suceder que la nación y el reino que no quiera servirle, aun a Nabucodonosor el rey de Babilonia; y el que no quiera poner su cuello bajo el yugo del rey de Babilonia, con la espada y con el hambre y con la peste dirigiré yo mi atención a esa nación —es la expresión de YHWH— hasta que los haya acabado por mano de él. No les escuchen. Sirvan al rey de Babilonia y sigan viviendo. ¿Por qué debe llegar a ser esta ciudad un lugar devastado?(Jeremías 27:8, 17).

Por eso Jeremías advirtió al pueblo que no intentara deshacerse del yugo babilónico. Por consiguiente, las naciones que aceptaron el yugo babilónico le sirvieron por 70 años. Pero las naciones que rehusaron servir al rey caldeo fueron devastadas. En el año 539 a.E.C., Ciro II el Persa derrotó al rey babilónico Nabonido. De esta manera terminó el imperio y dominación caldea, con este evento concluyen los 70 años de “servidumbre”. Sin embargo, la desolación finalizó más tarde, cuando un remanente de exiliados judíos habrían regresado a Judá como resultado del decreto de Ciro en el año 537 a.E.C. (Esdras 1:1-3:1). La Watchtower no aporta ningún argumento válido en apoyo de lo que ellos entienden como 70 años de desolación, no se puede castigar a una dinastía extinguida 2 años después (537 a.E.C.), esto pesa como una losa sobre sus argumentos que rondan lo ridículo. Si los 70 años finalizan en 539 a.E.C., ¿cuándo comenzaron para Israel? Fue en el año cuarto de Joacim (Jeremías 25:1) que corresponde al 605 a.E.C. ¿Por qué? Fue en ese año cuando Nabucodonosor derrotó al faraón egipcio Necao y sus fuerzas militares en una batalla de Carquemis. Esto le permitió tomar las áreas del oeste, Siria y Palestina que habían sido controladas por Egipto.

“Para Egipto, respecto a la fuerza militar de Faraón Nekó el rey de Egipto, que se hallaba junto al río Éufrates en Carquemis, a quien Nabucodorosor el rey de Babilonia derrotó en el año cuarto de Jehoiaquim hijo de Josías, el rey de Judá:” (Jeremías 46:2).

Ya que la Watchtower concuerda con los historiadores seculares quienes afirman que Nabucodonosor comenzó a reinar en el momento que su padre Nabopolasar murió (605 a.E.C.) después de la Batalla de Carquemis la cual ocurrió 4 años después de la caída de Asiria (609 a.E.C.), uno puede calcular fácilmente el año décimo noveno del reino de Nabucodonosor (586 a.E.C.). Para plantearlo de manera sencilla, si tomamos la caída de Asiria en el año 609 a.E.C., añadimos 4 años para la batalla de Carquemis en el 605 a.E.C., cuando Nabucodonosor comenzó a reinar en el momento que su padre murió. Entonces, añadimos 19 años desde el 605 a.E.C., y llegamos al 586 a.E.C., para la caída de Jerusalén, no al 607 a.E.C. ¡Nabucodonosor no estaba reinado en el año 607 a.E.C.Por lo tanto, podemos ver desde una perspectiva bíblica que la conquista de Asiria por parte de Babilonia en el año 609 a.E.C., y a las naciones sirviendo sometidos a Babilonia por 70 años hasta el 539 a.E.C., junto con las afirmaciones de Zacarías (capítulo 7) de que Jerusalén estaba en ruinas por 70 años en el cuarto año del reinado de Darío el Meda en 517 a.E.C., proporciona una evidencia bíblica sólida para la caída de Jerusalén en el año 586 a.E.C., y no en el 607 a.E.C.

“Es cierto que Ciro venció a la babilonia gentil en 539 a de la E.C. o unos dos años antes de que terminaran los “setenta años” de la desolación de la tierra de Judá. Se proclamó “rey de Babilonia,” (Ciro-II) y al principio no cambió la política de la dinastía babilónica del rey Nabucodonosor. Por esto, las naciones que Nabucodonosor sojuzgó siguieron sirviendo al “rey de Babilonia” por 70 años.” — Atalaya del 1 de febrero de 1980, página 23.

¿Se puede castigar a un rey inexistente aunque no se haya cambiado la política de gobierno de este rey inexistente? Lo único que se quitó de Babilonia fue la supremacía de la dinastía de reyes caldeos y esto fue en el año 539 a.E.C., la nación y su tierra no sufrió ningún tipo de agresión. El cilindro de Ciro no dice nada en absoluto que este decreto fuese exclusivo para los judíos, más bien fue un decreto que aplicó a todos los pueblos que estaban en estado de esclavitud. Estas secta nos quiere hacer creer que a Nabonido se le siguió castigando hasta 537 a.E.C., cuando él murió en 539 a.E.C.

Busqué el bienestar de la ciudad de Babilonia y todos sus centros sagrados. En cuanto a los ciudadanos de Babilonia, Nabonido [...] quien impuso servidumbre a hombres la cual los dioses no deseaban, me alivia el haberlos liberado de esto. Los reyes de Occidente, que moran en tiendas de campaña, todos ellos, a su gran homenaje antes que yo y a Babilonia que besó mis pies. De Babilonia a Assur y de Susa, AGADE, Ešnunna, Zamban, Me-Turnu, Der, en lo que respecta a la región de Gutium, lo sagrado se centra en el otro lado del Tigris, cuyos santuarios se había abandonado durante mucho tiempo, regresé las imágenes de sus dioses, que había residido en el mismo [es decir, en Babilonia], a sus lugares y dejarlos que ellos vivieran en eternas moradas. Se reunieron todos sus habitantes y ellos regresaron a sus tierras. — Cilindro de Ciro.

Los 70 años de servidumbre solo son mencionados en el libro de Jeremías. Hay otros pasajes bíblicos que también hablan de 70 años pero son escuetos y siempre utilizan las palabras de Jeremías como autoridad. Así que entendiendo el verdadero significado que tienen los 70 años es en este libro, las demás menciones no pueden tener otra explicación. Puedes ver que la Watchtower utiliza muy poco a Jeremías, solo un par de versículos, que luego lo interconecta con otros para tejer su telaraña cronológica.

“En el primer año de Darío el hijo de Asuero de la descendencia de los medos, quien había sido hecho rey sobre el reino de los caldeos;(Daniel 9:1).

Este personaje no está identificado históricamente, pero no es el objetivo de este hilo tratar este tema. Este texto nos indica que ha ocurrido un cambio en Babilonia. La dominación caldea ya ha dejado de existir y los persas han pasado a ser los nuevos reyes. Esto marca el fin de los 70 años mencionados por Jeremías.

“en el primer año de reinar él, yo mismo, Daniel, discerní por los libros el número de los años acerca de los cuales la palabra de YHWH había ocurrido a Jeremías el profeta, para cumplir las devastaciones de Jerusalén, [a saber,] 70 años.” (Daniel 9:2).
Este texto bíblico es uno de los más utilizados por la Watchtower en apoyo a su interpretación sobre los 70 años de desolación de la tierra de Judá. Sin embargo este texto es muy escueto y puede prestarse a una mala interpretación. Daniel menciona a Jeremías como autoridad y ya hemos visto con lujo de detalles que los 70 años mencionados por él son de sometimiento o servidumbre al imperio caldeo, si esto no es lo que Daniel quiso decir, deberíamos reconocer que él mismo estaría contradiciendo lo que tan claro dice Jeremías. Está claro entonces que es esto lo que Daniel discernió al leer los libros de Jeremías, que las desolaciones se producirían dentro del periodo de estos 70 años de servidumbre al rey caldeo y no que estos durarían 70 años. ¿Dentro de qué periodo de tiempo se producirían las desolaciones? Daniel responde: “70 años”. Ellos agregan [a saber,] para dar el toque final que les apoye en su errónea interpretación.

“en los que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén: 70 años.” (Daniel 9:2). [Reina Valera 1960]

En la versión tomada de la Reina Valera de 1960, se entiende que las desolaciones se producirían dentro del periodo de los 70 años de los cuales había hablado Jeremías, de allí que el número se ponga después de los dos puntos “:”. En la versión de la Watchtower se entiende que la tierra había estado desolada por 70 años al agregarle: a saber, que no figura en el texto original en hebreo y quitan los “:”.

בִּשְׁנַ֤ת אַחַת֙ לְמָלְכ֔וֹ אֲנִי֙ דָּֽנִיֵּ֔אל בִּינֹ֖תִי בַּסְּפָרִ֑ים מִסְפַּ֣ר הַשָּׁנִ֗ים אֲשֶׁ֨ר הָיָ֤ה דְבַר־ יְהוָה֙ אֶל־ יִרְמִיָ֣ה יִרְמִיָ֣ה לְמַלֹּ֛אות לְחָרְב֥וֹת יְרוּשָׁלִַ֖ם שִׁבְעִ֥ים שָׁנָֽה׃
http://bibliaparalela.com/interlinear/daniel/9-2.htm
A esto se le llama: “manipular la información” y sin escrúpulos de la propia Biblia, confundiendo al lector poco informado.

“El sentido del original hebreo incluso podría rendirse así: ‘después de los 70 años de (del régimen de) Babilonia se haya cumplido etc.Los 70 años aquí evidentemente se refieren a Babilonia y no a los judíos o a su cautividad. Ellos quieren decir 70 años de régimen babilónico, al final de cual verán la redención de los cautivos.” — El Dr. Avigdor Orr, en “Los 70 años de Babilonia”, Vetus Testamentum, volumen 6 de 1956, página 305.

“Es apropiado empezar con los pasajes de Jeremías y de observar, junto a Orr, que las referencias en Jeremías 25:11 y 29:10 — si original a los pasajes o no — son a un período de 70 años de régimen babilónico, y no de un periodo de 70 años de real cautividad.— El Dr. Peter R. Ackroyd, en “Dos problemas históricos del Antiguo Testamento de la época persa temprano, El periódico de Estudios del Cercano Oriente”, volumen 17 de 1958, página 23.

“Ciertamente debe enfatizarse que los 70 años se refieren principalmente al tiempo de dominio del mundo babilónico y no al tiempo del destierro, como se supone a menudo descuidadamente. Como una estimación de la dominación de Babilonia del antiguo cercano Oriente era una figura notablemente exacta, porque desde la Batalla de Carquemis (en el 605 a.E.C.) a la caída de Babilonia y hasta Ciro (en el 539 a.E.C.) fueron 66 años.— El Profesor Norman K. Gottwald, en “Todos los Reinos de la Tierra” (Nueva York, Evanston, Londres: Harper & Row Publishers de 1964), páginas 295 y 266.

“Se es un menudo señalado que el verso textualmente irrecusable con sus 70 años no tiene en la vista la longitud del destierro, sino más bien la duración del dominio babilónico, lo cual desde el principio hasta la conquista Persa de Babilonia puede calcularse a aproximadamente de 7 décadas.” — Dr. Otto Plöger, Desde finales del período del Antiguo Testamento (Göttingen: Vandenhoeck y Ruprecht de 1971), página 68.

“No es irrazonable pensar que los "libros" consultados por Daniel pueden haber sido la una de colección pergaminos que las contenían profecías de Jeremías. Sin embargo de la fuente de su búsqueda puede haber estado limitada a las cartas que Jeremías les había enviado a los cautivos en Babilonia 56 años más temprano (Jeremías 29:1-32), las primeras se relacionaban con los 70 añospara Babilonia. No hay dudas, que por lo menos, éstas cartas, estaban a su disposición. De hecho, el volumen contenido en Daniel 9, y especialmente la oración de Daniel registrada en los versos 4 – 19, se relaciona estrechamente con el contenido de las cartas de Jeremías, como se ha demostrado en detalle por el Dr. Gerald H. Wilson. La palabra hebrea traducida “libros” en Daniel 9:2, “separîm”, es la forma plural de “seper”, se usó en escrituras de varios tipos, incluyendo documentos legales y cartas. De esta manera la palabra seper también se usó en la primera “carta” de Jeremías a los cautivos en Babilonia que está registrada en Jeremías 29:1-23. Los versos 24 – 32 del mismo capítulo citan de una segunda carta enviada por Jeremías a los cautivos judíos, probablemente un poco después en el mismo año o en el próximo año. — Gerald H. Wilson, "La oración de Daniel 9: Reflexión sobre Jeremías 29," Revista de Estudios del Antiguo Testamento, edición 48, de octubre del 1990, páginas 91-99.”


06 septiembre 2015

1914: La Biblia, el arma en contra de los testigos de Jehová (14/16)

El segundo templo fue completado por Zorobabel en el año 515 a.E.C.
Hay muchas menciones en la Biblia de sincronismos entre el reino de Israel y Judá; yo he utilizado a Oseas, último rey de Israel, para continuar asignado fechas a la lista de reyes de Judá.
Algo que la Biblia no menciona son las posibles corregencias entre reyes, por ejemplo el caso de Ezequías con su padre y los años interregnos, así que estos eventos los tendremos que deducir utilizando otras fuentes seculares, en este caso de Asiria, Babilonia o Egipto. La dificultad que entraña el sincronismo entre Ezequías y Oseas se puede interpretar suponiendo que:

  1. La ascensión de Ezequías en el tercer año de Oseas marcó el comienzo de su corregencia.
  2. Que las cifras de su edad corresponden a su mandato exclusivo, tras la muerte de su padre. Aplicando este razonamiento podríamos entender esto de la siguiente manera:

“Y en el tercer año de Hosea hijo de Elah el rey de Israel aconteció que Ezequías hijo de Acaz el rey de Judá llegó a ser rey [como corregente]. 25 años de edad tenía cuando empezó a reinar [solo, tras la muerte de su padre], y por 29 años reinó en Jerusalén [como rey exclusivo]...(2ª Reyes 18:1, 2).

Esto armoniza con los registros de los reyes asirios. Ezequías tiene contacto con dos reyes de Asiria: Salmasanar V y Senaquerib. Entre estos dos reyes hay un periodo de tiempo de por lo menos 18 años. Sin embargo hay otro problema que la Watchtower/testigos de Jehová pasan por alto o hay un error en la cuenta de los años o vemos que: Acaz (su padre) tenía 20 años de edad cuando comenzó a reinar (2ª Reyes 16:2) y reinó por 16 años, esto hace un total de 36 años, pero Ezequías tenía 25 años de edad cuando comenzó a reinar (2ª Reyes 18:2). Si esto es verdad, Ezequías fue engendrado por un padre de 8 años de edad. Algunos argumentan que Acaz también fue corregente con su padre, así que estos 20 años de edad mencionados podrían ser los del inicio de su corregencia.

“Y en el año cuarto del rey Ezequías, es decir, el año séptimo de Hosea hijo de Elah el rey de Israel, aconteció que Salmanasar el rey de Asiria subió contra Samaria y empezó a ponerle sitio. Y lograron tomarla al cabo de 3 años; en el año sexto de Ezequías, es decir, el año noveno de Hosea el rey de Israel, fue tomada Samaria.(2ª Reyes 18:9, 10).

Salmanasar V, según la lista de epónimos gobernó entre (el 727 a.E.C. - 722 a.E.C.), el año sexto de Ezequías correspondería al 722 a.E.C. de su corregencia, entonces Samaria cayó definitivamente en ese año que era el noveno y último año de Oseas y fin del reinado de Israel. Aquí tenemos el sincronismo que voy a utilizar para enlazar los reinados de Israel y Judá, el año 722 a.E.C. Siendo este el sexto año de su corregencia, el primero tiene que haber sido 727 a.E.C. y con 14 años de reinado.

Y en el año 14 del rey Ezequías, Senaquerib el rey de Asiria subió contra todas las ciudades fortificadas de Judá y procedió a apoderarse de ellas.(2ª Reyes 18:13).

Senaquerib reinó (704 a.E.C. - 681 a.E.C.) así que el año 14 de Ezequías tienen que ser el de su gobernación en solitario (715 a.E.C. - 698 a.E.C.) este año lo fijamos en el 701 a.E.C. El año 715 a.E.C., el primero de su reinado en solitario, lo podemos saber porque fue el último año de su padre Acaz, que reinó por 16 años. Como hemos visto el reinado de Oseas se puede fechar con bastante precisión porque fue el último rey de Israel y coincide con el último año del rey asirio Salmanasar V y la ascensión de Sargón II (en 722 a.E.C.). Esto nos permite fechar el periodo de reinado de Ezequías en (727 a.E.C. - 698 a.E.C.). También fechamos el primer año de Acaz (su padre) gracias al sincronismo con el rey Peka.

En el año 17 de Péqah hijo de Remalías, Acaz hijo de Jotán el rey de Judá llegó a ser rey.(2ª Reyes 16:1).

El reinado de Peka lo hemos podido fechar gracias a la lista de epónimos, su año 17 equivale al 732 a.E.C., y primero de Acaz (¿reinado exclusivo?). También podemos ver que el reinado exclusivo de Ezequías (715 a.E.C. - 698 a.E.C.) coincide con el periodo del reinado de Merodac-baladán (2ª Reyes 20:12), el Maruduk-apal-iddin II que menciona Ptolomeo, que reinó en Babilonia (721 a.E.C. - 710 a.E.C.), este es otro sincronismo más. El resto de reyes de la lista se vuelven a sincronizar con Nabucodonosor y Necao II, faraón de Egipto; esto está perfectamente de acuerdo con el canon de Ptolomeo, este último periodo de tiempo llamado Neobabilónico es el mejor documentado, aquí no cabe ningún margen de error, pudiendo fechar entonces el final de la dinastía judía con bastante precisión hasta el 27 de julio de 586 a.E.C., como la destrucción de Jerusalén y su templo. El canon de Claudio Ptolomeo asigna:
Con los datos que aporta el registro bíblico podemos corroborar los 43 años del reinado de Nabucodonosor y el nombre de su sucesor Awel Marduk (Evil-merodac):

“Y en el año 37 del destierro de Joaquín el rey de Judá, en el mes duodécimo, el día 27 del mes, aconteció que Evil-merodac el rey de Babilonia, en el año que llegó a ser rey, elevó la cabeza de Joaquín el rey de Judá [sacándolo] de la casa de detención;(2ª Reyes 25:27).

Recordemos que Joaquín (598/597 a.E.C.) solo reinó por meses y cayó cautivo a manos de y en el octavo año del reinado de Nabucodonosor (2ª Reyes 24:12; Jeremías 52:31). Año 8º de cautiverio judío (597 a.E.C.), el primer año de Awel Marduk fue el 561 a.E.C., como lo indica el canon real, esto hace un total de 37 años exactos como lo menciona la Biblia. En el año 539 a.E.C., finaliza la dinastía caldea (la caída de Babilonia, año de ascensión de Ciro a esta ciudad), que la Watchtower utiliza para fechar toda su cronología. Con esta fecha como patrón podemos calcular con precisión los 22 años asignados por Ptolomeo a los tres reyes que reinaron después de Nabucodonosor. Sobre Dario I (521 a.E.C. - 486 a.E.C.) la Watchtower escribe:

“Reconstrucción del templo. Se coloca el fundamento en el segundo año del regreso del exilio. Los enemigos interfieren repetidas veces en la reconstrucción del templo y por fin logran que se detenga la obra, hasta que los profetas Zacarías y Ageo, en el segundo año de Darío I (520 a.E.C.), animan al pueblo a reanudar la construcción.” — Perspicacia, volumen 1, página 847.

Analizemos esto porque es una prueba más de la correcta fecha de la destrucción de Jerusalén es el año 586 a.E.C.

“Y los ancianos de los judíos estaban edificando y logrando progreso bajo el profetizar de Ageo el profeta y Zacarías el nieto de Idó, y [la] edificaron y terminaron debido a la orden del Dios de Israel y debido a la orden de Ciro y Darío y Artajerjes el rey de Persia. Y completaron esta casa para el tercer día del mes lunar Adar, es decir, en el año sexto del reinado de Darío el reyY los hijos de Israel, los sacerdotes y los levitas y los demás que habían estado en el destierro celebraron con gozo la inauguración de esta casa de Dios.(Esdras 6:14-16).

Dice claro que lo dicho por Zacarías en su profecía se cumpliría con el fin de la obra, a saber; la reconstrucción del segundo templo en el sexto año del reinado de Darío I (en 515 a.E.C.). Zacarías 1:1 habla del segundo año del reinado de Darío I (520 a.E.C.) y es este el motivo por el cual al no estar concluida la obra o reconstrucción del templo dice:

“De modo que el ángel de YHWH respondió y dijo: “Oh YHWH de los ejércitos, ¿hasta cuándo no mostrarás tú mismo misericordia a Jerusalén y a las ciudades de Judá, a las cuales has denunciado estos 70 años?(Zacarías 1:12).

Esos 70 años se refieren al periodo de tiempo desde la destrucción del templo (587 a.E.C.) hasta 2 años antes de su reconstrucción total (517 a.E.C.) y no tienen nada que ver con los mencionados por Jeremías. El segundo templo estuvo finalizado en el año 515 a.E.C., dos años más tarde de la respuesta de Zacarías a los sacerdotes:

“Además, aconteció que en el cuarto año de Darío el rey la palabra de YHWH le ocurrió a Zacarías, en el [día] cuatro del mes noveno, [es decir,] en Kislev. Y Betel procedió a enviar a Sarézer y Réguem-mélec y sus hombres a ablandar el rostro de YHWH, y a decir a los sacerdotes que pertenecían a la casa de YHWH de los ejércitos, y a los profetas, sí, a decir: “¿Lloraré en el quinto mes, practicando una abstinencia, como lo he hecho estos, oh, cuántos años?”. Y la palabra de YHWH de los ejércitos continuó ocurriéndome, y dijo: “Di a toda la gente de la tierra y a los sacerdotes: ‘Cuando ustedes ayunaron y hubo plañido en el quinto [mes] y en el séptimo [mes], y esto por 70 años, ¿ayunaron realmente para mí, hasta para mí?(Zacarías 7:1-5).

Zacarías menciona el cuarto año de Darío I (517 a.E.C.). Es así que en el verso 3 la pregunta se está refiriendo a ¿cuánto tiempo tendrían que esperar todavía? El verso 5 menciona que esto lo habían estado haciendo “por 70 años” en los cuales el templo no estaba finalizado. Si la destrucción de Jerusalén se hubiese producido en el año 607 a.E.C., como afirma la Watchtower, Zacarías [se habría equivocado según las fechas de la Watchtower] porque él por medio de Espíritu Santo debería de haber contado 90 años [607 - 90 = 517] y no 70 años [587 - 70 = 517]. Los 70 años coinciden perfectamente con la fecha 586 a.E.C.

“En 521 a.E.C., cuando ascendió al trono Darío I, también conocido como Darío el Grande, pesaba una prohibición sobre los trabajos de reconstrucción del templo de Jerusalén. Una vez localizado en los archivos de Ecbátana el documento en el que aparecía el decreto de Ciro, Darío no solo levantó la prohibición (en 520 a.E.C.) sino que también destinó fondos del tesoro real a la reconstrucción del templo.” — Prestemos atención a las profecías de Daniel, publicado por la Sociedad Watchtower en 1999, página 52.

Entonces, si el primer año del reinado de Darío I fue en el 521 a.E.C., ¿qué fecha marca “el cuarto año de Darío el rey” en Zacarías 7:1? ¿No sería la fecha del 517 a.E.C.? Setenta años hacia atrás, contando desde el 517 a.E.C., señala al 587 a.E.C., para la caída de Jerusalén, no la fecha dada por la Watchtower del 607 a.E.C. ¡En el próximo artículo analizaremos la mala interpretación de “servidumbre” por “desolación” de los testigos de Jehová!